¿Buscas darle un giro de sabor a tu café de todos los días? Aquí te compartimos algunas recetas súper básicas con las que seguro logras sentirte el mejor barista.

Café Irlandés
Necesitas 30ml de Whisky irlandés, 1 cucharada de azúcar (o sustituto), crema batida y café espresso.
Pon en una taza el whisky con el azúcar y calienta en el microondas por unos 35 segundos. Sirve encima el café tratando de no mezclar y después la crema batida.

Café avellana
Te va a quedar increíble y solo necesitas ½ cucharada de crema de avellana, 250ml de leche, café espresso y crema para batir. Calienta la leche con la crema de avellana hasta que queden bien integradas, pero sin dejar hervir. Después agrega el café y decora con la crema para batir.

Café frappé

Aquí solo vas a necesitar la leche de tu preferencia, hielo, ½ cucharadita de extracto de vainilla, tu café favorito ya preparado, chocolate líquido al gusto y endulzante si así lo deseas. Mezcla todos los ingredientes en la licuadora, excepto el chocolate líquido, este ponlo en las paredes de tu taza o úsalo como decoración.

 Cappuccino con rompope
Esta versión es clásica de algunas de las cafeterías más antiguas de la Ciudad de México. Y la clave está en que tengas leche, café y espuma a partes iguales. La única variante es que agregues el rompope con la leche a la hora de prepararlo.

Café a la naranja
Necesitas la cáscara de una naranja, 250ml de leche, endulzante de tu preferencia, 1 cucharadita de cacao y otra de canela en polvo, café espresso y crema batida. Lo único que debes hacer es calentar la leche hasta que esté a punto de hervir, retirar del fuego, agregar la cáscara de naranja, el endulzante, el cacao, la canela y mezclar para integrar. Después añade el café y decora con la crema batida, ¡delicioso!

Leave a comment