El confinamiento puede poner a prueba muchas relaciones de pareja. Pasar mucho tiempo en casa sin poder salir, sumado al estrés de esta situación, favorece los conflictos. Aquí te contamos cómo hacer que la convivencia en pareja en la cuarentena por coronavirus sea lo mejor posible.

En principio, estar “atrapado” en casa con tu pareja puede no sonar del todo mal. Podemos pensar que va a ser como una luna de miel, en la que podremos pasar el tiempo de calidad con el que soñábamos.

Sin embargo, puede ser arma de doble filo, ya que, como todos sabemos, la cuarentena por coronavirus no son vacaciones. Además, súmale el tener hijos en casa y tener que entretenerles, trabajar en casa, desempleo y problemas económicos, miedo al contagio, preocupación por seres queridos, duelos por fallecimiento, estar confinado en un sitio pequeño, no tener acceso al aire libre para despejarnos, la lista es muy larga. Todo ello provoca, frustración, estrés, impotencia, incertidumbre, deteriorando la convivencia en pareja en la cuarentena. Por eso te damos estos consejos para mejorar la convivencia en pareja en la cuarentena:

1. Compasión

Es importante ser comprensivo y compasivo con la pareja. Sentir empatía y entender que todos tenemos nuestras limitaciones, nuestra forma de ser, nuestros miedos y traumas. Y esto es así para todas las personas, aunque algunas lo sepan ocultar muy bien. Aunque intentar entender a la otra persona no significa justificarle todo ni callarnos lo que nos molesta. Significa ser un poco más tolerante ante pequeñas cosas y comunicarnos de forma amable.

2. Espacio

Es importante, incluso en espacios pequeños, crear cierta separación y distancia. Todas las parejas necesitan cierta cantidad de conexión y cercanía, así como cierta cantidad de distancia.

Se puede designar una zona específica de la casa como su área privada donde pueden pasar tiempo solos. Si no tienes el espacio, haz una actividad solitaria durante un rato y darle libertad a la pareja también.

Puedes designar otros puntos de la casa para actividades específicas. Por ejemplo si trabajas desde casa, un punto de la cocina o del comedor puede ser tu oficina. No te lleves la oficina a tu habitación o a la de los niños. Esto ayuda a definir los tiempos y espacios: ahora es hora de trabajo, ahora hora familiar, hora de dormir y hora de conectar con tu pareja.

3. Resolución de conflictos

En esta situación de aumento de emociones negativas va a aumentar nuestra vulnerabilidad a situaciones de abuso y violencia, especialmente para las mujeres. ¿Cómo podemos reducir y mitigar conflictos y reducir ese riesgo?

Comprueba los recursos a los que puedes acceder en tu país o tu comunidad, pero no está de mas informarte para saber cómo actuar en la zona donde vives.

Cuando sientan que aumenta la frustración, la tristeza o la ansiedad, dense espacio, hagan algo que los relaje, como escuchar música, hacer algo de actividad física en casa como cardio, yoga.  Esperen a que la emoción se vaya disipando y se vayan calmando.

Una vez que la emoción se ha calmado es momento de volver y tener una conversación productiva. Mediante una comunicación asertiva, donde no se grite, no se ataque ni se juzgue, cada uno puede asumir su parte de responsabilidad, cada uno cede un poco, se negocia y se intenta resolver el conflicto. Es importante evitar intentar resolver nada cuando hay alta intensidad emocional.

4. Sí hay hijos; dividir el cuidado 

Puede ser una buena idea también dividir el cuidado de los hijos para asegurar que hay tiempo de trabajo, tiempo de niños, tiempo individual y tiempo familiar. Por ejemplo uno puede encargarse de ellos por la mañana, otro por la tarde y que por la noche sea tiempo familiar conjunto. En la división de las tareas debería haber algún momento individual cuando poder relajarse. Si cada día no es posible, al menos varias veces a la semana.

5. Erótica

Aunque en caso de haber niños en casa sea más difícil tener encuentros eróticos, la cuarentena puede darnos más tiempo para reconectar físicamente. Además puede ayudarnos a despejarnos y mantener el estrés a raya.

Sin embargo, el estrés es una de las principales causas de disminución del deseo sexual. Por ello, esta es una razón más para la corresponsabilidad de tareas de la casa y compartir la carga mental.

Los encuentros eróticos a veces pueden ser simplemente pequeñas muestras de cariño como besarse, abrazarse o acurrucarse. Además esto se puede hacer delante de los niños ya que da buen ejemplo, aprenden a dar muestras de afecto y ver que sus padres se quieren, y no sólo se gritan o discuten.

Si es posible, sería una buena idea tener algún momento a la semana dedicado sólo a la pareja. Por ejemplo, cuando los niños estén durmiendo o bien entretenidos, tener alguna “mini-cita”. De esta forma se invierte también en la relación, creando interacciones positivas, ayudando a disminuir conflictos y mejorando convivencia en pareja en la cuarentena. Estas citas pueden ser cocinar algo juntos, o hacer una cena romántica, apuntarse a un curso online juntos, hacer actividad física juntos, sean creativos y divertidos.

6. Buen descanso

El tener horarios más flexibles y no tener que ir a la oficina puede hacer que nos acostemos más tarde y como consecuencia perdamos horas de sueño. La falta de sueño y el cansancio puede volvernos irritables durante el día dañando la convivencia en pareja en la cuarentena.

Es importante mantener una rutina parecida a la que teníamos antes, no sólo para descansar bien, sino para que luego no nos cueste tanto volver a la rutina normal cuando todo esto pase. Además, tener hora fija de acostarse y levantarse nos ayuda también a estructurar nuestro día.

Leave a comment