No es necesario gastar una gran cantidad de dinero en cremas y productos de belleza. Con algunos elementos que tenemos en casa disfrutaremos de una piel más sana y joven. Conoce cómo hacer mascarillas exfoliantes con ingredientes que tenemos en casa y empieza a aprovechas las bondades de la madre naturaleza para tu rostro o cuerpo.

 

 

Exfoliante de azúcar para la piel

 

7 cucharadas de azúcar y 5 cucharadas de aceite Te recomendamos utilizar aceite de almendras o especial para bebés pero, si no tienes, puedes usar el de oliva.

Te quedará una mezcla granulada y espesa, con la cual debes realizar masajes circulares por la piel, previamente lavada con agua tibia. No solo sirve para el rostro, sino también para el cuerpo. Frota de manera homogénea y luego báñate con agua caliente y aplica crema humectante.

 

Exfoliante de limón para el rostro

 

Antes de ofrecerte la receta, es bueno que tengas en cuenta algunas cuestiones importantes de usar el limón para la cosmética o belleza. Este fruto tiene muy buenas propiedades para exfoliar y para quitar las manchas de la piel, pero también puede provocar efectos contrarios. No te asustes. Para ello, emplea el limón siempre por las noches y no salgas a la calle sin haberlo quitado completamente, sobre todo, si lo usas en el rostro y es verano.

 

El zumo de ½ limón y 3 cucharadas de azúcar. Frota en tu piel dando masajes circulares sobre la piel limpia y algo húmeda. Luego enjuaga bien. Ten cuidado si tienes una dermis demasiado sensible o blanca.

 

Exfoliante casero de plátano

Si has comprado plátanos y están demasiado maduros, puedes usarlos para preparar una mascarilla exfoliante. ¡No vale comérsela! Esta fruta deliciosa tiene la propiedad de nutrir la piel, así como también de suavizar e iluminar debido a su consistencia pastosa.

 

Tritura el plátano hasta hacerlo puré, después añadir 4 cucharadas de azúcar y mezclar bien, sin que te quede una consistencia demasiado aguada. Aplica en la piel del rostro o del cuerpo, después de hacer una limpieza con agua templada, y enjuaga en la ducha.

 

Exfoliante casero de café

 

Usa cualquier crema que tengas en casa para mezclar con el poso de café y aplica en el rostro o cuerpo haciendo movimientos circulares. También puedes exfoliar tu cuerpo, mientras te bañas, con el café usado, directamente. No olvides luego humectar bien la zona.

 

Exfoliante de avena y leche o yogur

 

½ taza de avena molida, leche hasta conseguir una pasta algo consistente (que no te quede líquida), Para mejorar el efecto, añade una cucharada de azúcar.

En lugar de disfrutar con el yogur en las mañanas… ¡Utilízalo para quitar los desechos de la piel! Aplica en el sitio que desees mediante masajes circulares. Después, lava con agua tibia y humecta con alguna crema hidratante.

 

 

Exfoliante de miel con linaza

 

En este caso, usarás la miel para quitar las impurezas de tu rostro. ¿Cómo? Mezcla:

1 taza de miel, ½ vaso de agua tibia y 25 g de linaza en polvo.

Obtendrás una pasta consistente. Coloca en el refrigerador algunas horas y luego frota la piel con esta mascarilla, haciendo movimientos circulares.

 

Leave a comment