En estas últimas semanas, el teletrabajo se ha convertido prácticamente en la única forma de desarrollar nuestra actividad laboral. Nos hemos tenido que acostumbrar rápidamente a esta nueva forma de trabajar, que conlleva muchas horas frente a la pantalla de la computadora o mirando el celular más tiempo de lo habitual, a lo que se suele sumar una iluminación poco adecuada del espacio de trabajo. Y esto puede afectar a tu salud ocular, si es que no te está pasando factura ya.

¿Sientes la vista cansada? ¿Te pican los ojos o los sientes secos? ¿Te cuesta concentrarte e incluso tienes dolores de cabeza? Para prevenir esta situación, los expertos en oftalmología nos han preparado un decálogo con los consejos que tenemos que seguir para cuidar de nuestra salud visual:

 

1. Mantener la distancia correcta

La pantalla de la computadora respecto a los ojos debe guardar una distancia, como mínimo, de unos 60 centímetros. En el caso del celular será de 35 centímetros por debajo de los ojos. En ambos casos, la pantalla debe estar colocada ligeramente –unos 15 grados– por debajo de los ojos.

 

2. Ajustar bien las pantallas

Para no forzar la vista, es fundamental reducir el brillo al mínimo que permita trabajar de forma cómoda, en un ambiente bien iluminado -preferentemente con luz natural- y evitando que haya reflejos molestos en la pantalla.

 

3. Establecer descansos

Lo ideal es hacerlos cada 20 minutos, mirar al menos 20 segundos a algún objeto situado a más de 6 metros o, por ejemplo, mirar al paisaje de nuestra ventana. Hay que tener en cuenta que el ojo está trabajando continuamente y una exposición tan intensa frente a la pantalla aumenta la sequedad ocular.

 

4. Evita usar el celular y la computadora en espacios con poca iluminación

El ojo humano es un órgano sensible a factores externos como la luz, por lo que las molestias relacionadas con el uso de pantallas son más intensas con baja iluminación. Por ello, se debe evitar ambientes en los que la luz sea muy reducida.

 

5. Dormir entre seis y ocho horas

Sabemos que nuestra capacidad de reacción y de concentración se ven afectadas por la falta de sueño, pero la vista también lo sufre. Dormir un mínimo de entre seis y ocho horas nos ayudará a que nuestra vista esté en perfectas condiciones.

 

6. Realizar ejercicios oculares

Por ejemplo, parpadear de forma completa 20 veces durante un minuto puede ayudar a evitar la fatiga visual y a mantener la salud de nuestros ojos de manera óptima.

 

7. Cuidar la alimentación

Dado que el uso de pantallas produce síntomas relacionados principalmente con la sequedad ocular, se recomienda consumir alimentos ricos en omega 3 (pescado azul, aceite de oliva, frutos secos…) para reducir molestias.

 

8. Una hidratación adecuada

Mantener una buena hidratación interna contribuye a tener una buena lágrima que reduzca las molestias por sequedad, así como también trabajar en una habitación bien ventilada y sin corrientes que agraven esta problemática.

Leave a comment