La colección Otoño/Invierno 2016 sigue el camino hacia lo casual y funcional: una vuelta al ADN con acento en la identidad de marca. Esenciales con poesía, fondos de armario y reminiscencias de los 90, de donde se extrae lo minimal para actualizarlo.

El punto abraza y se lleva a todo tipo de prendas. Se trabaja a dos caras y aparecen aspectos masculinos y de la sastrería inglesa: paño, franela, cuadros de gales, espigas y Harris. Para fiesta lamé, lúrex, devorées, tafetas y gasas. El toque de tendencia se materializa en charol, potro, borreguillo y aspecto cabra de Mongolia para ecopieles.

Las prendas de estilo como la capa, el corpiño, el chaleco largo, el pichi o la Spencer se presentan como piezas clave.

Las formas invitan a las superposiciones y la mezcla de largos. Aparecen asimetrías en bajos, bocamangas y escotes. Además, se dejan ver referencias al armario masculino y a la tendencia sport.

El colorido toca todas las temperaturas: los colores fríos como el hielo y los grises claros se oscurecen conforme avanza la temporada y se mezclan con pinceladas de camel, azul y rosas pálidos. Los más cálidos aparecen sobre bases de gris antracita, negro o navy y el verde militar adquiere protagonismo en distintas intensidades.

Los estampados de autor, en los que aun puedes ver el temblor de los dedos, siguen vivos. Esta vez se llevan a flores de inspiración oriental en gasas, chiffones y georgette.

Modelo: Delia María Hach
Fotografía: Fernando Nava 667 118 7612
@fernandonavafoto  @viryboos
Moda: Adolfo Domínguez Forum Culiacán
@adolfodominguezoficial
Makeup/hair: Nora Aragón
@noritarago

Leave a comment