Ingredientes:

Para las albóndigas

2 vasos de lentejas

2 dientes de ajo

1 cebolla

1 pimiento morrón rojo grande

200gr de brócoli

½ calabacín pequeño

Sal, pimienta, jengibre y perejil al gusto

Pan rallado

Aceite de oliva

Para la salsa

1 cebolla

1 vaso de tomate frito

½ vaso de vino blanco

Sal, pimienta, tomillo, romero y perejil

Aceite de oliva

Preparación:

Albóndigas

Ponemos las lentejas a remojo durante 15 minutos. Con la ayuda de una picadora, troceamos todas las verduras hasta que queden muy finas (podemos picarlas a mano, nos llevará más tiempo y no quedarán tan picadas, pero pueden utilizarse igual). Escurrimos las lentejas, añadimos toda la verdura, ya picada, y las especias. Batimos toda la mezcla con la batidora, hasta conseguir una masa más o menos homogénea. Si la masa queda muy suelta se puede añadir un poco de pan rallado para dar consistencia.

Se hacen pequeñas bolitas con la masa y rebozamos en el pan rallado. Las dejamos reposar media hora (o más) en la nevera para que tengan una mejor consistencia. Para finalizar freímos en una sartén con abundante aceite, a fuego medio. Reservamos una vez hechas.

Salsa

Con un poco de aceite de freír las albóndigas cocinamos la cebolla hasta que este blanda. Ponemos en una cazuela junto con las albóndigas y añadimos el tomate frito, calentamos a fuego lento durante cinco minutos, añadimos las especias y el medio vaso de vino blanco. Dejamos al fuego para reducir el alcohol y servimos.

Leave a comment