En la capilla de Nuestra Señora del Refugio, en manos de Monseñor Rosario Enríquez Morales, el pequeño Marco Antonio Barraza Paredes fue redimido del pecado original al recibir el primer sacramento de la iglesia católica.

El bebé fue acompañado por sus padres, Mietze Elena Paredes de Barraza y Marco Antonio Barraza Menchaca, así como por sus padrinos, José Carlos Cárdenas y Natalia Tamayo de Cárdenas, quienes juntos tomaron la luz de Dios para desde ese día compartir y fomentar la fe espiritual del pequeño.

Quienes no pudieron faltar en este importante acontecimiento fueron sus abuelos, Sergio Paredes Peimbert, Mietze Tarriba de Paredes, Antonia Edith Menchaca de Barraza y Marco Antonio Barraza Beltrán.

Detalles:

*Los cariñosos bisabuelos de Marco Antonio, Sergio Paredes Verdugo, Armida Peimbert de Paredes, Mitzy Hach de Tarriba y Jesús María Tarriba, lo llenaron de bendiciones en ese día tan especial.

Leave a comment