El Premio Nobel en Literatura es el más grande honor al que un escritor puede aspirar.

Los Premios Nobel se otorgan cada año a las personas, entidades u organismos por sus aportaciones extraordinarias realizadas durante el año anterior en los campos de la Física, Química, Fisiología y Medicina, Literatura, Paz y Economía. Esto gracias al químico, empresario, literato, socialista y millonario Alfred Nobel, que al morir dejó estipulado que su fortuna se usaría para la creación de una fundación y daría cada año los premios ya mencionados.

Este año, el Premio Nobel a Literatura tuvo una gran controversia ya que se le otorgó al compositor y cantante estadounidense Robert Allen Zimmerman, mejor conocido como Bob Dylan de 75 años de edad. La institución sueca explico que este premio lo recibió por “haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”. Además de la producción de álbumes con canciones suyas, Dylan publicó trabajos experimentales como Tarántula (1971) y una recopilación de sus escritos y dibujos en 1973.

Robert Allen Zimmerman nació el 24 de mayo de 1941 en Duluth, Minnesota sus padres fueron Abram Zimmerman y Beatrice Stone. Robert creció en una familia y entorno judío. A los 6 años se mudó a Hibbing donde pasó el resto de su infancia. Se casó con Sara Lowndes y tuvo a sus primeros cinco hijos. Jesse Dylan Byron, nació el 6 de enero de 1966; tuvieron tres hijos más: Anna Lea (11 de julio de 1967), Samuel Isaac Abram (30 de julio de 1968), y Jakob Lucas (9 de diciembre 1969). Además adoptó a la hija de su esposa, María Lownds. Se divorciaron el 29 de junio de 1977. A Desiree Gabrielle Dennis-Dylan, la tuvo el 31 de enero de 1986 con su corista Carolyn Dennis, con la que se casó el 4 de junio de 1986. La pareja se divorció en octubre de 1992.

En su adolescencia, Robert ya escuchaba rock and roll, blues y música country, escribía poemas y tocaba guitarra y piano durante sus estudios en la Hibbing High School tuvo dos bandas; una influenciada por Elvis Presley. En 1959, Bob Dylan entró en la Universidad de Minnesota pero sin ser realmente importante para él comenzó su carrera como solista, tocando en locales nocturnos, tiempo en el que adoptó el seudónimo de Bob Dylan, se dice que como homenaje al poeta Dylan Thomas. Poco después abdicó completamente de sus estudios y se mudó a Nueva York, donde uno de sus ídolos musicales, el cantante y guitarrista Woddy Guthrie, estaba internado por una enfermedad en el sistema nervioso, Bob hizo lo imposible y logró ver a Woddy en el hospital para cantarle, de esa visita nació la canción Song for Woddy.

En febrero de 1962 salió el primer disco de Robert titulado Bob Dylan con sus canciones Song for Woddy y Talking New York, las demás covers de otros autores. Albert Grossman se convirtió en su manager. Después de eso inició un noviazgo con Suzanne Rotolo quien salió de su brazo en la portada de su segundo disco. Se cambió oficialmente el nombre por el de Robert Dylan, y grabó para otros músicos con el seudónimo de Blind Boy Grunt.

En julio de 1963 se celebró el Festival Folk de Newport y Dylan figuró como estrella. Ahí conoció a Joan Baez, una cantante que sería su novia tiempo más tarde. Ese mismo año publicó su segundo álbum, The FreeWheelin’ Bob Dylan en este disco sacó Blowin’ in the Wind su primer éxito.

En 1964 salió el tercer disco, The times they are a changin’, siguió el camino de los anteriores. Fue en esta misma época en la que Dylan dirigió los movimientos de protesta y como muestra de este impulso compuso Restless Farewell. Poco después publicó Another side of Bob Dylan un disco con temas de amor que no gustó. Hasta ese momento Bob cantaba y se inspiraba del rock, folk y las protestas.

En 1965 comenzó la grabación de su nuevo álbum Bringing it all back home, mitad eléctrico y mitad acústico, que mostró una imagen de Dylan desde la composición musical, aparecían la influencia de la psicodelia y las drogas. Alcanzó un nivel de popularidad comparable con el de Elvis Presley o The Beatles.

Poco después, terminó su relación con la cantante Joan Baez y a mediados del mismo año se casó con la modelo y conejita Playboy Sara Lowndes con la que tuvo sus primeros cinco hijos y, al mismo tiempo surgió su álbum Highway 61 Revisited considerado el mejor disco de toda su carrera. El álbum contiene el single Like a Rolling Stone, una de las canciones más emblemáticas del cantante.

El 29 de julio de 1966 sufrió un accidente de moto que le obligó a retirarse de la vida pública durante un largo periodo de tiempo.

En sólo cinco años desde los inicios de su carrera 1961 a 1966 sacó siete discos y su liderazgo social en los sesenta no tenía comparación. Sus canciones The times they are a-changin o Blowin’ in the wind, lo convirtieron en una especie de elegido de la insurgencia juvenil, un movimiento generacional que estallaría en 1968 en Praga, París o Ciudad de México. Pero él ya había declinado muy claramente a cualquier papel de portavoz o guía espiritual. Dedicándose a vivir su vida en una casa de Woodstock, en la zona montañosa de Nueva York.

En 1968, Bob apareció y retomó su carrera sacando su álbum John Wesley Harding, un disco con altas referencias bíblicas y un estilo más country. El disco alcanzó los primeros puestos de las listas americanas, obteniendo uno de los mayores éxitos comerciales. Además, le supuso el reconocimiento como uno de los grandes poetas de la música. Después lanzó Nashville Skyline, donde tuvo la colaboración de Johnny Cash. Este disco superó las expectativas de sus fans, siendo un álbum con alto contenido country.

Sus vaivenes religiosos, de la recuperación del judaísmo familiar a la integración en una secta fundamentalista, no le imposibilitaron presentarse ante Juan Pablo II.

A estos éxitos le siguieron Self portrait y New Morning, el primero fue un rotundo fracaso y el siguiente sólo mejoró un poco.

En 1969 fue la figura principal del Festival de la isla de Wight, en Inglaterra. Su actuación en el Concert for Bangladesh, organizado por George Harrison, se transformó en su primera aparición en vivo en un escenario estadounidense desde el accidente, después de cinco años, y fue también su primera actuación solista desde 1966.

En 1975, realizó la banda sonora de la película Pat Garrett And Billy The Kid, protagonizada por uno de sus grandes amigos, Kris Kristofferson, en la que incluso participó como actor y que contenía la canción Knockin´On Heaven´s Door. La banda sonora es del propio Bob Dylan y sí fue algo a destacar.

Tras separarse de su mujer Sara, Dylan publicó el álbum Blood on the track, en el que se reflejó su situación personal.

Siguieron discos como Desire, con un éxito incomparable, como los lanzados una década antes. Realizó la gira Rollin´Thunder, que recorrió todos los Estados Unidos.

En la década de los ochenta grabó varios LP’s centrados en sus nuevas inquietudes religiosas y se unió, durante un tiempo, a los Travelling Wilburys. Con George Harrison, Roy Orbison, Tom Petty y Jeff Lynne.

Con el álbum Slow train coming, consiguió su primer premio Grammy como Mejor Cantante Masculino de Rock. Después de este disco le siguieron Saved, Infidels, con la coproducción de Mark Knopfler, líder de Dire Straits, quien acentuó el trabajo de Dylan con su guitarra, logrando el mejor sonido que los discos del músico habían tenido hasta el momento.

Consecutivamente apareció Empire burlesque, producido por él mismo, con un resultado superior al de Infidels. En 1990, editó Under the red sky, al que siguieron dos discos dedicados al folk y blues tradicional: Good as I Been to you y World gone wrong.

En septiembre de 1997 se lanzó Time out of mind, e incluye el tema Highlands de 17 minutos de duración. Este fue el primer Disco de Oro de Dylan de la década. Ese mismo año Bob Dylan superó una grave crisis cardíaca que había estado a punto de matarlo.

En 2001 recibió un Oscar a la Mejor Canción Original por su tema Things Have Changed para la película Wonder Boys.

El 13 de junio de 2007 fue distinguido en España con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2007. El acta del jurado destacó el carácter “austero en las formas y profundo en los mensajes” de Robert Allen Zimmerman, que conjuga “la canción y la poesía en una obra que crea escuela y determina la educación sentimental de muchos millones de personas”. Su obra, complementa, es “fiel reflejo del espíritu de una época que busca respuestas en el viento para los deseos que habitan en el corazón de los seres humanos”. El 3 de febrero de 2015, lanzó Shadows in the Night, su álbum de estudio número 36 con diez canciones.

En 2008, recibió un Premio Pulitzer honorario por su “profundo impacto en la música popular y en la cultura americana”.

El 29 de mayo 2012 recibió la Medalla Presidencial de la Libertad por el presidente Barack Obama durante una ceremonia en la Casa Blanca.

Leave a comment