No hay nada más relajante como darse una ducha en un ambiente adecuado a de velas y con una música ambiente que invite al relax. Sin embargo, la falta de tiempo hace que nos metamos en la ducha deprisa y corriendo a diario, en lugar de darnos un baño. Sin lugar a dudas es la opción más práctica que ahora también puedes convertir en un momento algo más gratificante. ¿Cómo? Sigue nuestros consejos para hacer que tu ducha se convierta en el momento más placentero de tu jornada.

Cosméticos holísticos
Sustituye el gel de un litro de oferta del súper por uno que tenga una textura muy gustosa, como aceite o espuma, y un aroma evocador. Si eres de las que necesitas una ducha para despertarte por la mañana elige algún olor cítrico, que es energizante y, si no puedes irte a la cama sin haber estado antes debajo del agua, escoge uno que huela a lavanda, que es el olor más relajante. Y no te olvides de aplicarte la crema corporal después. Si no quieres (o puedes) adquirir una que esté bien aromatizada, puedes añadir unas gotas de aceite esencial a la que tengas en el baño.

Atenta a tu respiración
Si estás pensando empezar a meditar este año, prestar especial atención a tu respiración mientras estás en la ducha puede ser una manera fácil de incluir la atención plena en momentos concretos de tu día a día y así aprender a aliviar cualquier sensación de estrés o ansiedad. Para ello solo tendrás que inspirar profundamente, mientras observas la temperatura del aire a medida que pasa a través de tu nariz, aprecias el aroma del gel y eres consciente de cómo se expanden tus pulmones. Mantén tu respiración lenta y uniforme, teniendo en cuenta que cada respiración debe durar al menos 10 segundos, y continua esta práctica todos los minutos que puedas. Empezarás o terminarás el día (depende del momento en el que te duches) con otra energía.

Aromaterapia natural
Basta con que cuelgues un ramillete de eucaliptos al lado de la alcachofa de la ducha para que, en contacto con el vapor caliente, te proporcionen una experiencia aromática y muy estimulante. Además, las propiedades naturales de las hojas se liberan con el calor y actúan como un descongestionante excelente para el sistema respiratorio durante los meses más fríos.

Mascarilla facial
El momento mascarilla no tiene por qué ser un gesto asociado al domingo por la mañana. Prueba algún refrescante que pueda contener cúrcuma, té verde, entre otros ingredientes naturales que protejan a la piel de la contaminación y los efectos dañinos del estrés oxidativo.

Leave a comment