En lugar de combatir los dolores de cabeza con pastillas que poseen una larga lista de efectos secundarios (sobre el paracetamol y sobre el ibuprofeno), es buena idea recurrir a ingredientes naturales a base de plantas medicinales que ayudan de manera suave. Como los dolores de cabeza pueden tener causas muy diferentes, no es seguro que funcione en todos los casos, pero el romero, el jengibre y la miel proporcionan alivio a muchas personas. Además es un placer tomarlos en forma de jarabe tanto en frío como en caliente.

ROMERO, JENGIBRE Y MIEL PARA ALIVIAR LA JAQUECA

Para extraer los poderes curativos del romero y el jengibre, se prepara una infusión concentrada, que luego se mezcla con miel y limón para hacer un almíbar. Para ello necesitas:

Ingredientes:

  • 3-4 ramitas de romero fresco
  • 1 trozo de jengibre de unos 4 cm de largo, del grosor de un pulgar
  • 100 ml de agua
  • El zumo de un limón
  • 250 g de miel natural

 

Preparación:

  1. Retira las agujas de romero de las ramas y pícalas con un cuchillo.
  2. Después de pelarlo, corta o ralla el jengibre en rodajas muy finas.
  3. Pon el romero, el jengibre y el agua en una cacerola pequeña, lleva a ebullición y deja que repose durante 10 minutos.
  4. Cuela a través de una malla fina y deja que se entibie.
  5. Pon la miel, el zumo de limón y la infusión concentrada en un frasco con tapa de rosca y agítala hasta obtener un jarabe uniforme.
  6. Cierra herméticamente el frasco y consérvalo en la nevera. Este jarabe se conserva sin problemas durante varias semanas debido a su alto contenido de azúcar.

CÓMO TOMAR EL JARABE DE ROMERO

Diluye tres o cuatro cucharadas del jarabe concentrado en un vaso de agua fría, en una infusión (una menta, por ejemplo) o en agua caliente para aliviar el dolor de cabeza. Para conservar los principios activos de la miel y el limón, es aconsejable dejar que el té se enfríe a temperatura de consumo antes de añadir el jarabe. Si es necesario, se puedes tomar varias tazas de infusión o vasos de agua con el jarabe lo largo de todo el día.

El jarabe de romero también se puede tomar puro. Sin embargo, dado que los dolores de cabeza a menudo se asocian con una baja ingesta de líquido, es mejor beber el jarabe en caliente convertido en infusión de romero o en frío como limonada de romero.

CONSERVA EL ROMERO DE LA MANERA CORRECTA

Recuerda que el romero lo debes conservar en un recipiente hermético lejos de la luz directa y en un lugar fresco para que conserve sus principios activos. El romero fresco hay que usarlo rápidamente sin embargo el seco se conserva muchísimo más. De todas manera no debes almacenarlo durante más de un año.

 

*Con información de Cuerpo Mente*

Leave a comment