Aunque cada niño es único, creemos que los campamentos o escuelas de verano son beneficiosos para todos los niños. No importa cuáles sean los intereses de su hijo, el campamento ayuda a los niños a desarrollar importantes habilidades sociales, emocionales y cognitivas. Lo mejor de todo es que los niños crean recuerdos que duran toda la vida. Muchas personas recuerdan con cariño los días del campamento de verano. El campamento se convirtió no solo en una forma de pasar las vacaciones de verano, sino en una parte vital de quiénes son. Los niños crecen, exploran y aprenden sobre sí mismos, las personas y el mundo que los rodea, y se divierten durante todo el proceso.
Aunque cada campamento ofrece una variedad especial de actividades, todos los campamentos ofrecen la oportunidad de hacer amigos, aprender nuevas habilidades y crecer como persona.
Aquí está nuestra lista de algunos beneficios del campamento de verano para niños y jóvenes.

Desarrolla habilidades para toda la vida
Desarrollaran habilidades de liderazgo, por ejemplo, guiando a un equipo de otros niños en una caminata. Tal vez desarrollen importantes habilidades para tomar decisiones a medida que enfrentan desafíos y superen obstáculos al mismo tiempo que realizan nuevas y emocionantes actividades. Todas estas habilidades son importantes en el mundo real.

Promueve la independencia
En el campamento, nuestros hijos experimentan un tiempo lejos de sus padres. Este tiempo es importante para ayudar a desarrollar un sentido de identidad. Los niños aprenden a ser más autosuficientes a medida que exploran sus intereses y descubren sus fortalezas y debilidades. Aprenden a confiar en sí mismos en lugar de depender de un padre o maestro para que les diga qué hacer. La independencia es vital para convertirse en un adulto autosuficiente.

Tiempo para jugar
Durante el año escolar, los niños están acostumbrados a la rutina de llegar a la escuela a tiempo, hacer la tarea y luego irse a la cama. Algunos pueden participar en actividades extraescolares. El campamento de verano es más relajado que la rutina escolar y proporciona tiempo y libertad para el juego espontáneo.
El juego libre es importante para el desarrollo de un niño porque aprenden a desarrollar habilidades de pensamiento creativo y exploran su imaginación a través del juego. La hora del juego crea un lugar seguro para que los niños expresen sus pensamientos y emociones. Es básico para su felicidad.

Enseña el trabajo en equipo
No importa cuáles sean los intereses de su hijo, ya sea deporte o artes y manualidades, una escuela de verano los involucrará en actividades que requieren trabajo en equipo. Saber cómo trabajar en equipo es una habilidad útil para la vida.
Los niños aprenderán a trabajar juntos, realizando un experimento científico o jugando a cualquier deporte. El trabajo en equipo es importante porque ayuda a desarrollar habilidades de comunicación, inteligencia emocional y habilidades de liderazgo.

Enseña la resiliencia
La capacidad de recuperación es una habilidad esencial para la vida porque ser resistente significa levantarse y seguir adelante después de un inevitable retroceso.
Las actividades en el campamento brindan la oportunidad para que los niños se enfrenten a muchos desafíos y practiquen superarlos. Por ejemplo, es posible que no ganen su primer partido de fútbol, pero aprenderán que la práctica los hará mejores jugadores. O bien, es posible que no puedan llegar a la cima de la torre escalando, pero aprenderán a no rendirse y seguir intentándolo. Una vez que llegan a la cima, se sentirán más fuertes y resistentes que antes.

Proporciona actividades divertidas sin pantalla
Los niños y adultos pasan demasiado tiempo frente a una pantalla. En total, los niños pasan más de siete horas y media al día frente a una pantalla, ya sea en un dispositivo móvil, frente a un televisor o en una computadora jugando un videojuego. Demasiado tiempo en los medios de comunicación reduce el tiempo dedicado a dormir y leer, y puede tener un impacto negativo en el rendimiento escolar.
El campamento ayuda a los niños a conectarse con la alegría de la vida más allá de la pantalla. En todos nuestros programas de campamento, los niños tendrán infinitas oportunidades para involucrar sus mentes en formas que disfrutarán.

Fomenta la conexión con la naturaleza.
Hablando del tiempo alejado de la tecnología, los niños también necesitan la naturaleza en sus vidas.
La naturaleza estimula todos los sentidos. Cuando un niño está en contacto con la naturaleza, pueden ver, tocar, oír, oler y, a veces, incluso saborear la naturaleza. El desarrollo sensorial hace que la vida sea más rica, más completa y más placentera. Por el contrario, demasiado tiempo en el interior puede apagar los sentidos y privar a los niños de los placeres simples de la vida.

Leave a comment