Holbox, isla del romance en México

En las bellas aguas color turquesa del Caribe Mexicano, se puede hallar una isla por demás sugestiva, en donde las constantes son la paz, el esparcimiento y el contacto pleno con la naturaleza. Es una delicia caminar por la tersa y blanca arena de sus playas y admirar las tonalidades del cielo, durante los instantes del ocaso. Se trata de Isla Holbox, uno de los rincones imperdibles de Quintana Roo y un sinónimo de romanticismo en todas sus facetas.
Como el resto de las islas del Caribe, el sol está casi siempre presente en Isla Holbox. Con una temperatura media de unos 27 grados centígrados, la constante brisa hace que la temperatura resulte siempre agradable, hasta en los meses más calurosos de julio y agosto.
Vale la pena realizar un viaje romántico a Isla Holbox, en lugar de hacerlo a cualquier otro punto del Caribe Mexicano, por la manera en la que congrega en sí toda la magia del sureste mexicano, en un solo sitio, pequeño, acogedor y siempre disfrutable.
Quizás no ofrezca Holbox, la variedad de discotecas y bares de Cancún, o los arrecifes descomunales que se pueden explorar en Majahual, pero sí en cambio, pequeños tours a islas cercanas y parques naturales; bares amables y sencillos, en donde gozar sin límites de la compañía del ser querido.
Un detalle interesante relacionado con Isla Holbox, es que forma parte del área denominada como “Yum Balam”, una de las reservas ecológicas más importantes de la Península de Yucatán.
Cabo Catoche define la zona este de Holbox, mientras que la Laguna Yalahau separa el territorio insular de la tierra principal.
Es un destino turístico más proclive a la intimidad, a las pequeñas felicidades que nos llenan la vida si se vive con quien más se quiere.

 

Big Sky, Montana

Agarra tus ganas de aventura y conviértelas en una realidad en Big Sky, Montana. Los vastos paisajes del parque West Yellowstone Park te harán sentir lo pequeñitos que somos frente a la inmensa Naturaleza, especialmente si te topas con bisontes, carneros de las Rocosas, lobos o incluso osos. Depende de cuándo lo visites, podrás hacer algunas cosas u otras. En invierno, podrás hacer una excursión con trineo tirado por perros, y en verano, bajar en balsa por el cañón Gallatin. En cuanto a alojamiento romántico también hay una gran oferta donde elegir: podrás acampar con estilo haciendo “glamping”, con elegantes tiendas de campaña, o podrás alojarte en las pintorescas cabañas, ranchos u hoteles cerca de Yellowstone.
Después de subir y bajar por Lone Mountain, date un capricho y compensa el dolor de pies comprándote unas botas de vaquero en la tienda Carter’s Boots del pueblo de Bozeman. Luego lánzate a un bar para estrenarlas mientras te tomas una cerveza.
El Yellowstone National Park (Parque Nacional Yellowstone), el primer parque nacional de Estados Unidos, está solo una hora al sur de Big Sky. Desde la entrada oeste del parque, tendrás una ubicación perfecta para explorar sus géiseres activos, y tachar el Old Faithful (Viejo Fiel) y la Grand Prismatic Spring (Gran Fuente Prismática) con sus colores de arcoíris de tu lista de cosas por ver. Camina por el paseo a través de la humeante cuenca de géiseres en Norris, donde se registró la temperatura geotérmica más alta del parque (237 °C). Madison, que también está en la región oeste del parque, es un lugar que está lleno de tesoros inesperados: las Gibbon Falls (cascadas Gibbon), que miden 26 metros y caen sobre una caldera volcánica extinta; la pesca en el Madison River (río Madison) y el Firehole River (río Firehole); y la Firehole Canyon Drive (Ruta Firehole Canyon), una ruta panorámica que pasa por flujos de lava de 244 metros de ancho hasta llegar a una popular piscina natural, Firehole Falls (cascadas Firehole).

 

París, la Ciudad de la Luz y el Amor

La Ciudad de la Luz es una de las ciudades más románticas del mundo. Muchos de sus rincones rebosan romanticismo a raudales.
La Torre Eiffel es uno de los mayores símbolos mundiales del amor, visitada por millones de enamorados todos los años.
Además, en París podrán encontrar lugares tan románticos como la escalinata del Sacre Coeur o en Pont Marie (Puente de los enamorados), los Campos Eliseos, los Jardines de Trocadero, el barrio de Le Mareis, Montmartre, o la zona de Notre Dame, donde podrán dar un paseo romántico agarrados de la mano, sin olvidarnos de un paseo en barco al atardecer por el río Sena para ver el encendido de la Torre Eiffel.

¿Qué hacer en París?
Crucero por el Río Sena: Puedes realizar un crucero por el río Sena mientras comes o cenas. Especialmente recomendable ver el atardecer con las vistas que te proporcionan estos cruceros.

Restaurantes en la Plaza de la República: Se trata de una de las plazas donde están los mejores restaurantes de París. Ideales para probar los postres típicos como los famosos crepes o la fondue, ya sea de queso, chocolate…

Puente de los candados: Ya que es considerada la ciudad del amor, no podía faltar su rincón romántico. En el puente de los candados puedes confirmar tu amor eterno a tu pareja.

Visitar el Cementerio del Père-Lachaise: En este cementerio puedes encontrar las tumbas de algunas celebridades como el novelista Balzac, la cantante María Callas, el compositor Chopín o el dramaturgo Oscar Wilde entre otras.

De compras en el Mercado de Las Pulgas: Considerado el mercado de segunda mano más antiguo es el lugar ideal para buscar tesoros.

Leave a comment