El juego es una actividad muy importante para el progreso y el aprendizaje de los niños, y es una tarea que utilizan los maestros generalmente en los primeros años escolares; sin embargo, el juego es divertido y es buena idea seguirlo fomentando incluso en la edad adulta y en la familia.

Podemos aprender por repetición y por medio de la experiencia. Generalmente cuando aprendemos por repetición, lo comprendemos como concepto, pero no lo hemos experimentado con los sentidos. Cuando asociamos un recuerdo a una emoción fuerte (como las que a veces experimentamos en los juegos), se refuerza más y creamos un recuerdo a más largo plazo… y esto tiene que ver con la química cerebral.

¿Qué beneficios tiene el juego en los niños?

•Refuerza el vínculo afectivo con sus padres.

•Fomenta la convivencia con los padres; favorece la socialización.

•Fortalece la confianza y la autoestima en ellos mismos.

•Es una herramienta para el desarrollo de la imaginación, la creatividad y la memoria.

•Es divertido; experimentan la sorpresa, alegría, el nerviosismo, la expectativa… aprendiendo a manejar y dominar sus emociones, y a exteriorizarlas también, así como también van desarrollando estrategias de comunicación y aprenden a solucionar conflictos.

•Ayuda a manejar la tolerancia a la frustración.

•Exploran y descubren el mundo por ellos mismos.

•Aprenden a respetar reglas, límites y turnos. Fortifica el respeto por el otro.

•Dependiendo de los juegos, éstos pueden apoyar al desarrollo de otras habilidades como la coordinación psicomotriz, así como la motricidad gruesa y fina.

•Aporta elementos para la maduración física (ejercitando sus músculos).

•Hay algunos que ayudan a ampliar su vocabulario.

•Fomenta el desarrollo intelectual y de los valores.

•Desarrollo de los sentidos.

Existen diversos tipos de juegos… unos ayudan a desarrollar un área, y otros se enfocan en otros campos. Es interesante no caer en la rutina jugando siempre a lo mismo, juega con tu hijo, sal al patio, al parque, o juegos de mesa dentro de casa; siéntate con ellos a jugar a los carritos, a las muñecas, inclúyelos cuando tengan un juego nuevo que sea de armar para que vayan aprendiendo, se motiven y se sientan parte de la construcción del juego. Una actividad cotidiana, puedes hacerla con tu hijo(a) de manera divertida, como cocinar, lavar el carro, regar el jardín.

Aquí te describo algunas ideas de juegos; si alguna te gusta, organízate y prográmate para llevarla a cabo con tu hijo(a); si no te gusta, a lo mejor a él o a ella sí le gusta…si ninguna les apetece, desarrollen juntos su inventiva para organizar algo divertido.

•Tenemos juegos como las escondidas, el avioncito (o la peregrina), el “Stop”, policías y ladrones, el bombardeado… algún deporte.

•Disfrázate con tu hijo(a)… si él se viste de príncipe, tú vístete de princesa y jueguen juntos.

•Inventen juntos una historieta, y luego actúenla.

•Guarda los boletos del cine, del circo, del teatro, del zoológico, del museo… y de cualquier sitio visitado por ustedes y permítele que los vea; otro día, jueguen juntos a recordar de qué lugar es cada boleto, platiquen un poco de la experiencia que vivieron y traten de ordenarlas cronológicamente.

•Hagan cascarones (huevos de pascua); luego escóndelos en el patio y que vaya a buscarlos… después… ¡a reventarlos! Puede invitar a sus amigos para esta actividad, y, además de confeti,  puedes ponerle harina a algunos cascarones.

•Mencionen su poema favorito, y si no tiene uno, darle tiempo de buscarlo… después pueden ponerle música al poema, bailarlo e incluso actuarlo.

•Muéstrale un dibujo o una foto por un par de minutos, y luego dile que te mencione todos los elementos que recuerde. Esta actividad puede hacerse también con la siguiente variante: tomar varios elementos de la naturaleza, ponerlos en una vasija, mostrárselos por un par de minutos y luego pedirle que te mencione todo lo que recuerde.

•Siembren una plantita y compartan la responsabilidad de cuidarla.

•Durante 21 días, menciónale diariamente tres cosas que te gustan de él o ella… las puede escribir o dibujar; trata de que éstas cosas sean diferentes cada día… puede ser de su área física, emocional, social, mental, económica, espiritual, valores, hábitos. Pudieras pedirle a tu hijo(a) que también mencione tres cosas que le gustan de ti.

Estas son algunas sugerencias, pero es más divertido si entre ustedes inventan algún juego que primero jueguen en casa y luego puedan llevar a cabo en la escuela con sus amigos. Te invito a divertirte con tu hijo(a)… ¿cuándo puedes empezar?

 

Por: Diana Leticia Bon Buelna

Psicóloga

Terapia en Descodificación Biológica de Enfermedades y 5 Leyes Biológicas.

Cel. (667) 137-5788

dianaleticiabb@gmail.com

Instagram: psic.dianaleticiabon

Facebook: psicologadianaleticiabon

Leave a comment