Ingredientes:
• 4 filetes de pechuga de pollo (sazonadas con sal marina, pimienta molida y tomillo)
• 1/2 cabeza de brócoli
• 4 tazas de hojas verdes surtidas (lechugas baby, espinacas baby, rúcula etc.)
• 1 taza de frambuesas
• 1/2 taza de nueces
• 2 cdas de aceite de coco raw, para dorar el pollo
• Aderezo de Oliva y Balsámico
• 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen
• 1/8 taza de vinagre balsámico orgánico
• 1/2 cda de sal marina molida
• 1 pizca de pimienta negra molida

 

Preparación:
Lava y alista todas las hojas verdes.
Corta la cabeza de brócoli separando los ¨arbolitos¨. Cocina al vapor hasta que se haya tornado verde vibrante. Es muy importante que nunca se cocine el brócoli más de 7 minutos (para trozos grandes). En ese punto empiezan a tornarse de color verte oliva – esto indica que está sobre-cocido (y marchito). Yo encuentro que para trozos medianos con 5 minutos de reloj es suficiente. Déjalo enfriar antes de ensamblar la ensalada.

Para el pollo:
Calienta una parrilla (eléctrica o sartén tipo parrilla), si no tienes puedes usar una sartén convencional. La diferencia será que tu pollo no tendrá las clásicas líneas oscuras que se logran en el grill, pero igualmente estará delicioso. Mientras se calienta, unta los filetes de pechuga ya aliñados con aceite de coco y coloca sobre la sartén caliente. La sartén debe estar bien caliente. Es importante hacer 1 o máximo 2 a la vez (dependiendo del tamaño de la superficie). Si llenas mucho la parrilla o sartén, el pollo va a sudar y en lugar de tener un pollo dorado obtendrás un pollo sudado. Dora por cada lado durante 1 minuto y medio aproximadamente. Saca los filetes y deja reposar sobre un plato durante unos 5 minutos antes de cortar en tiras. Apaga la hornilla o grill.

Para el aderezo:
Si estás de apuro o quieres un aderezo más cremoso puedes usar una licuadora manual o procesador de alimentos para emulsionar los ingredientes. Si cuentas con un par de minutos más, puedes disfrutar de combinar los ingredientes usando batidor manual o tenedor que le dará un acabado más rústico. De ambas formas quedan espectaculares.
En un tazón grande coloca todas las hojas verdes y el brócoli. Agrega el aderezo con unas pinzas mueve las hojas suavemente para que el aderezo las cubra. Luego sirve en cada plato una cantidad abundante como base. Luego, desmecha el pollo con las manos y agrega el equivalente a 1 filete en cada plato. Finalmente, agrega por encima las frambuesas y las pecanas troceadas. Puedes tener aderezo adicional para los comensales.

 

Leave a comment