Ya sea por teletrabajo o entretenimiento, en tiempos de cuarentena pasamos muchas horas pegados a las pantallas de ordenadores, móviles y teles, lo que puede causarte fatiga visual. Aprende cómo evitar que pase factura a tus ojos.

Cuándo aparece la fatiga visual
Hay bastantes causas por las que la vista puede cansarse debido a una sobrecarga excesiva y aparecer la fatiga ocular, especialmente cuando la musculatura de los ojos tiene que hacer un esfuerzo acomodativo. Estas son algunas de las situaciones más comunes que pueden causar fatiga visual:

  • Abusar en el uso de las pantallas digitales, especialmente a cortas distancias o malos ángulos.
  • Conducir durante mucho tiempo sin hacer descansos.
  • Fijar la vista durante mucho tiempo a cortas distancias, por ejemplo leyendo sin hacer pausas o en pantallas con mucha o poca luz.
  • Forzar la vista durante un periodo largo de tiempo en lugares con luz deficiente.
  • La exposición reiterada a luces brillantes.
  • Estar en un ambiente con aire seco derivado de un exceso de calefacción, de aire acondicionado o de ventiladores.

Pero la fatiga ocular no solo ocurre por estos motivos, sino que también puede ser un indicador de patologías oculares, como ojo seco o un problema de visión no detectado, como miopía, hipermetropía o astigmatismo, con el que se está haciendo un sobreesfuerzo en los ojos que reacciona provocando los síntomas de la fatiga visual.
Además, este problema ocular se puede hacer más constante cuando aparece la vista cansada o presbicia, a partir de los 45 años, pues la adaptación de la vista a cambios entre objetos cercanos y lejanos empieza a ser más difícil a partir de esta edad.

Síntomas de la fatiga visual y cómo prevenirla
Cuando los ojos están sometidos a un esfuerzo alargado en el tiempo pueden cansarse y dar lugar al cansancio visual, que se manifiesta con unos síntomas que te pueden ayudar a detectar si estás forzando la vista y a tomar medidas para evitarlo. Algunas de estas señales que lanza tu cuerpo para alertarte son:

  • Ojos llorosos
  • Dolor, ardor o picor en los ojos
  • Sequedad ocular
  • Ojos rojos
  • Sensación de cuerpo extraño
  • Visión borrosa
  • Dolor de cabeza
  • Espalda, hombros y cuello en tensión
  • Problemas para concentrarse
  • Sensibilidad a la luz

Si notas algunos de estos síntomas de fatiga ocular, se recomienda hidratar los ojos con lágrimas artificiales sin conservantes y descansar de la tarea que se está realizando. También puedes hacer que la vista descanse a oscuras, cerrando los ojos y cubriéndolos con ambas manos durante unos minutos, o masajeándolos por los párpados, la ojera y las sienes, así harás que la zona se relaje y remitan los síntomas poco a poco.

Leave a comment