Mucha gente confunde el feng shui con algún tipo de decoración oriental, pero en realidad se basa en encontrar el equilibrio y aportar energía positiva a el lugar que habitamos.
El objetivo es crear un ambiente armonioso y positivo que mejore la vida de sus ocupantes.
Lo primero que debemos decorar de forma amplia y luminosa es el recibidor o la entrada pues es una de los lugares esenciales del hogar, en nuestra casa como en la vida, sin luz no hay energía, es bueno regular en exceso de luz con el uso de unas adecuadas persianas que se generan de forma artificial, deshacerse de lo que no se necesita, vaciar y hacer limpiezas es el punto de partida para que la energía fluya adecuadamente.

Es importante la presencia de naturaleza (flores frescas), así como cuidar los olores y colores en general ya que influyen en el estado de ánimo. Se recomienda utilizar materiales nobles como son; la madera, tejidos naturales, en cuanto a los colores utilizar una combinación equilibrada que facilite una circulación neutral.

Los complementos tienen un valor en lo filosófico porque se encargan de generar positividad y alegría.
La idea de que los baños estén alejados de la cocina para evitar olores perturbadores, en el dormitorio el mueble más importante es la cama, la cabecera debe estar apoyada a una pared sin ventanas y es importante que los pies no estén en dirección a la puerta.

 

Por: L.D.I. Yohaana Aguirre

Yohaana Interior Art & Design

Facebook: YohaanaArtdesign
Instagram: @yohaana.artdesign

 

 

Leave a comment