Tras recoger los platos exóticos y la imaginación desbordante que se servían en las legendarias cenas de Salvador y Gala Dalí, con el título de Las Cenas de Gala, la editorial alemana Taschen ha editado en español Los Vinos de Gala. Una guía “deliciosamente excéntrica” en la que se exploran los mitos de la uva a través de sensuales y subversivos textos y los trabajos del artista. Un hombre que, según sus allegados, siempre fue fiel a una máxima: “Un verdadero entendido no bebe vino, saborea sus secretos”.

Este extenso libro del vino según la imaginación de Dalí –imbuido con poderes casi mágicos, encogido en mito, pero enraizado en la evolución de la sociedad humana como una de sus creaciones más orgullosas e importantes– es una guía ilustrada de la mente del artista, lleno de rarezas y maravillas.

La primera sección, escrita por el historiador de Dalí, Max Gérard, está dedicada a “los 10 vinos del Divino” y desglosa diez de las regiones de vino más importantes del mundo, incluyendo California y los vinos tintos de Bordeaux. La historia del vino de estas regiones es emparejada con mitos y leyendas que rodean cada lugar. Por ejemplo, en la sección “Los vinos de Shiraz”, Gérard relata el cuento del rey persa Djem que rescató a un pájaro que estaba siendo estrangulado por una serpiente. El pájaro dejó caer algunas semillas a los pies del rey mientras volaba y ordenó que se sembraran. Las semillas produjeron fruta, que eventualmente se usaría para producir vino. Otro mito especula que las uvas de vino fueron traídas a España por un gigante de “tres cuerpos” llamado Gerión.

La escritura lírica, que se articula entre la poesía, el juego y la historia, se mezcla con docenas de obras del mismo Dalí, algunas de sus creaciones originales y otras, como El ángelus de Jean-Francoise Millet, son obras apropiadas: pinturas o grabados de otros artistas de los que Dalí hizo collages, garabateó o pintó para agregarles su propia y extraña perspectiva.

circa 1950: Spanish surrealist artist Salvador Dali (1904 – 1989) shows off his famous moustache. (Photo by Weegee(Arthur Fellig)/International Center of Photography/Getty Images)

En uno, un gato blanco gigante chorrea vino tinto de su pelaje y boca a las copas de mujeres desnudas que asemejan a ángeles que esperan abajo. En otra, una impresión a blanco y negro de una mujer en un vestido transparente sostiene un racimo de uvas; Dalí corta su cara, pinta un anillo azul a su alrededor y la rodea de un río que fluye. Estos fantásticos dibujos y pinturas – que también incluyen el esqueleto de un caballo, una versión de La última cena de Da Vinci re imaginada y una versión surrealista de la coronación de un papa – sino también brindan una perspectiva interesante de como visualizaba el vino.

La segunda sección del libro, “Los 10 vinos de Gala,” escrito por Louis Orizet, indaga en el método sin igual de Dalí para clasificar los vinos, no por país de origen, sino por la resonancia emocional del vino. Los vinos de California son “Vi nos de Generosidad”, mientras que Chianti, Beaujolais, Muscadet y Rioja son “Vinos de Goce”. Cada una de estas secciones termina con una “Nota Gastronómica” sobre cómo y dónde servir cada tipo de vino (por ejemplo, los Vinos de Goce, deben servirse fríos, ya sea en reuniones con amigos o como “fieles acompañantes” durante las noches silenciosas en casa).

Finalmente, Orizet da “Consejos para el Gourmet Amante del Vino,” que incluye sugerencias sobre cómo presentar el vino, cómo maridarlo con alimentos y unas “cuantas reglas doradas,” que incluyen servir los vinos tintos de Bordeaux con aves de caza y carnes ligeras” y nunca servir más de tres vinos dentro de la misma comida.

Esta notable colección de ilustraciones de Dalí hace que este libro sea imprescindible para los amantes del arte. Pero la impresionante colección de la historia del vino y los consejos sobre cómo se debe disfrutar junto con la obra de arte lo convierten en un compañero esencial para los sommeliers y sus contrapartes amateurs también.

Más que un listado necesario o prescriptivo, Los Vinos de Gala es un manifiesto extravagante y fluido en favor del sabor y la sensación. Un tratado multisensorial al que se suma el análisis de la obra de la última etapa de Dalí, en la que el artista reflexionó sobre sus influencias formativas y perfeccionó su propio legado.

Leave a comment