¿Qué es ser responsable? Concepto de responsabilidad, deber y obediencia

Muchos padres pueden confundir el término responsabilidad con el término obediencia. Vamos a tratar de explicar estos dos conceptos para comprender sus diferencias.

La obediencia hace referencia a las situaciones en las que los padres desean que sus hijos hagan lo que se les pide (obedezcan) sin cuestionar su autoridad. A medida que los niños van creciendo, se les irán asignando diferentes tareas, que los pequeños deberán cumplir porque “es su obligación”.

La responsabilidad es un valor que está relacionado con la conciencia. La responsabilidad nos permite reflexionar sobre las consecuencias que tiene todo lo que hacemos, o dejamos de hacer, sobre nosotros mismos o sobre los demás.

Es decir, la responsabilidad nos permite valorar, administrar y reflexionar sobre las consecuencias de nuestros actos, asumir la magnitud de nuestras acciones y afrontarlas.

Cuando enseñamos a un niño/a o a ser responsable, le estamos ayudando a ser autónomo, a tener mayor fuerza de voluntad, a creer en si mismo, a ser disciplinado, etc. Estos aspectos son importantísimos para que el pequeño crezca feliz.

El sentido de responsabilidad se adquiere a través de la experiencia y de la práctica.

Las personas aprendemos a ser responsables, o a no serlo, desde la primera infancia. Por eso, es muy importante incorporar pequeñas tareas, obligaciones y deberes en el día a día de nuestro hijo.

Las pequeñas tareas y obligaciones de los niños deben estar siempre adaptadas a su edad. El sentido de la responsabilidad se entrena a través de situaciones sencillas y cotidianas, que pueden darse en el hogar o en la escuela, y a través de la relación que el pequeño tenga con sus padres, profesores, amigos, etc.

Enseñar a los niños a ser responsables y a asumir sus deberes y obligaciones, requiere, motivaciones externas como premios, refuerzos positivos, o “castigos” proporcionados. Es importante también, saber cómo manejar los berrinches.

¿Qué es la responsabilidad? Este término responsabilidad incluye los siguientes aspectos:

  • Ser confiable, de manera que la gente sepa que puede contar contigo
  • Mantener los acuerdos y cumplir con nuestra palabra
  • Mantener nuestros compromisos
  • Hacer algo lo mejor que podemos
  • Responder ante nuestra conducta
  • Reconocer nuestros méritos y también nuestros errores
  • Ser un miembro activo de la familia, comunidad y sociedad

     

    Enseñar a nuestros niños a ser responsables es esencial para cultivar su autoestima y seguridad. Enseñar a nuestros hijos deberes y obligaciones nos permite que aprendan el sentido de su propia importancia y de su utilidad. Descubre aquí otras formas de fomentar la autoestima en niños.

     

     

     

    La realización de tareas del hogar también les estimula cognitivamente y les ayuda a desarrollar la motricidad fina.

Leave a comment