Sabemos que la música sirve como un estimulador cerebral que nos puede ayudar a controlar, o descontrolar, nuestras emociones. La fusión que se da entre ritmos, melodía y voz nos puede hacer sentir felices, tristes e incluso enojados, por ello la música ha estado tomando un papel importante en el mundo de la psicología para darle vida a lo que hoy  llamamos musicoterapia.

Desde las sociedades primitivas, la música ha sido importante en el proceso de curación  pues era utilizada como parte de los distintos rituales curativos. En 1789 Columbia Magazine publicó un artículo en el que se daba a conocer el efecto de la música en la mente humana y más tarde, en 1796, publicaron un artículo donde se describía el caso de un profesor de música que estuvo semanas sufriendo de altas fiebres y su cura fue asistir a un concierto diario durante toda una semana.

Aunque estas historias parecen sólo anécdotas fue el primer paso para crear la Asociación de Musicoterapia Americana (AMTA), esta es una de las asociaciones que se  encarga de convertir casos como estos en investigaciones tanto cualitativas como cuantitativas, para explicar mejor el efecto de la música en pacientes con distintas enfermedades mentales.

La terapia musical es muy utilizada en hospitales de Estados Unidos y Europa como complemento de los tratamientos médicos para pacientes con autismo, depresión, esquizofrenia, alzheimer y parkinson, obteniendo resultados positivos en el mejoramiento del paciente.

Pero, ¿en qué consiste la musicoterapia? La musicoterapia consiste en el uso de la música o alguno de sus componentes (melodía, ritmo y sonido) por un musicoterapeuta, para ayudar al paciente o a un grupo de pacientes a mejorar en distintas habilidades como la interacción social, el aprendizaje, la memoria, el lenguaje no verbal y el control de emociones, de esta manera se pretende mejorar la calidad de vida de la persona.

Aunque los tratamientos compuestos por un sinfín de medicamentos recetados son los más utilizados desde épocas remotas no estaría demás utilizar esta terapia como una nueva alternativa de curación.

Leave a comment