Estamos acostumbradas a crear nuestro outfit usando combinaciones de prendas en distintos colores, pero el look monocromático propone algo completamente opuesto para este otoño, lo que hace de que esta tendencia sea tan única y que no pase desapercibida.

El monocromático apareció en las pasarelas por primera vez en 2013 de la mano de la diseñadora Stella McCartney y desde entonces se encuentra en un vaivén constante. Para el verano del 2015 fue la ex integrante del grupo “Spice Girl”, Victoria Beckham, quien integro esta moda a su marca de ropa, seguida por Valentino en el 2016 y este año el retorno de lo monocromático lo encontramos en la colección de MaxMara.

Adaptarse a los nuevos estándares establecidos en el mundo de la moda puede ser difícil y es normal que al momento de intentar incorporar eso que es la ultima novedad a nuestra vestimenta surjan dudas como ¿Estaré usándolo bien? ¿Con que y como puedo combinarlo? ¿Cuál es el color adecuado?, preguntas típicas que resolveremos a continuación con algunos consejos, pero primero ¿En que consiste este look?.

Llevar esta moda consta de elegir un solo color como el protagonista para crear con el todo un conjunto, el truco esta en coordinar las piezas (pantalón, blusa, zapatos y bolso) siguiendo una misma gama de color sin importar si son exactamente iguales, lo primordial es que sean del mismo color mas no de la misma tonalidad.

Principalmente, como ya lo mencione, debemos de elegir un solo color, puede ser nuestro favorito o de la gama de colores lanzados por pantone. Toma en cuenta que el rojo y el café se llevarán la atención en estos últimos meses del año debido a que han sido designados como los colores de temporada.

Una vez que se ha seleccionado el color debemos elegir prendas sencillas y complementarlo con cosas básicas sin llenarnos de accesorios (pulseras y collares) para no caer en lo excesivo, pues este estilo ya es bastante elegante y llamativo por si solo. El maquillaje, al igual que los accesorios, debe ser simple, la opción ideal seria colocar solo un ligero toque de color.

Finalmente, para sacarle todo el provecho posible a este look y distinguirnos del montón en la calle, podemos agregar un toque de modernidad vistiendo prendas hechas con distintas texturas. El terciopelo, satén, cuero y seda son las telas que encontraremos dentro de las tiendas de ropa. 

Si aun tienes dudas y quieres empezar con algo fácil elige colores básicos, como el negro o blanco, para la ropa y añade un par de zapatos o bolso azul, ve, poco a poco, cambiando los colores por unos más brillantes y vivos.

Leave a comment