En  las últimas décadas se está consolidando la llegada de la mujer al mundo profesional y para muestra Lourdes Gómez Llanos Creadora de la marca D’Lumay.

Como un sueño inspirado en el ejemplo de su familia fue que Lourdes comenzó su camino en el mundo de la belleza, creando sus propios productos naturales de una manera profesional, utilizando activos y fórmulas a la vanguardia de la tecnología naturista.

¿Cómo y cuándo crea su empresa?

Cómo creamos D’Lumay, de un sueño, de niña veía cómo mi mamá y mis tías preparaban. Desde hace ya 20 años orgullosamente fui creando productos y dando servicio a la mujer emprendedora que trabaja, que se cuida que no le gusta entrar en complicaciones, mi sueño era también apoyar a un sector de mujeres que por alguna razón tenían que trabajar para sacar a su familia adelante.

¿Cómo se considera?

Me considero hija de Dios y muy afortunada por ser consentida de él al hacer lo que siempre soñé de niña… y ahora me siento realizada ya que ser dermatóloga a sido un sueño hecho realidad y me siento feliz de hacer equipo con mi hija adorada en este gran proyecto que es D’Lumay.

¿Qué ha aprendido de sus experiencias y conocimiento dentro del mercado del ciudado de la piel?

Uf… no alcanzarían las páginas de esta revista… lo primero es sembrar el interés en nuestras clientas  para cuidarse y verse mejor con nuestros productos. Es súper importante el cuidado de nuestra piel, pues es el órgano más grande de nuestro cuerpo y protege a nuestros órganos internos y cuidándola seguiremos luciendo hermosas a la edad que sea y nuestra familia se sentirá orgullosa de nuestra imagen impecable a la edad que sea.

¿Cómo podría motivar a que las mujeres emprendedoras conviertan su visión de negocios en una realidad? 

Toda mujer que desea mejorar su calidad de vida, aun y que no tengan una licenciatura  puede lograr sus sueños vendiendo D’Lumay. Mi hija María de Lourdes y yo nos hemos quedado maravilladas que pueden lograr al ser distribuidoras de nuestra marca.

¿Qué le falta por hacer?

Atravesar más fronteras, hasta hoy nuestros productos ya se venden en EU con bastante éxito, somos una empresa orgullosamente mexicana hecha con amor por un grupo de mujeres emprendedoras y entusiastas que gracias a nuestro personal hemos llegado lejos y les doy a cada una de ellas las gracias, pues sin ellas no existiría D’Lumay.

¿Qué mensaje les daría a las mujeres sinaloenses?

Yo admiro intensamente a la mujer sinaloense, que luchan día a día luciendo hermosas y que el tiempo que viví en Sinaloa aprendí mucho de ellas, que se animen a luchar por sus sueños, y que vayan por ellos sin detenerse por nada.

Leave a comment