Uno de los problemas más comunes a la hora de estudiar, leer un libro o un artículo es la falta de comprensión. ¿Tienes que leer varias veces lo mismo para comprender lo que estás leyendo? No te preocupes, lo que te ocurre es más común de lo que piensas. Por eso, en este artículo vamos a darte algunos consejos sobre cómo puedes mejorar tu comprensión lectora.

¿Qué niveles de comprensión lectora existen?

La comprensión de un texto es un proceso complejo. En este proceso intervienen diferentes factores y pasa por distintos niveles. Pensemos que, para llegar a comprender un texto, para asimilar su contenido, nuestra mente pasa por una sucesión de niveles de comprensión. Estos niveles son los que nos permiten pasar de la mera identificación de las palabras hasta la comprensión profunda del contenido del texto. Los niveles de comprensión lectora son los siguientes:

Nivel literal

El literal es el primer nivel de la comprensión lectora. En él el lector deberá ser capaz de identificar y comprender la información explícita del texto. Para ello, el lector deberá conocer el significado de las palabras y ser capaz de interpretar el sentido de las oraciones literalmente.

Nivel Inferencial

En el nivel inferencial el lector añade a la información literal del texto su experiencia personal y su intuición, y de esta forma poder llegar a tener una comprensión más profunda y amplia del texto. Cuando el lector llega a la comprensión a nivel inferencial significa que es capaz de interpretar lo que el autor quiere comunicar, pero que en ocasiones no se expresa de forma explícita en el texto.

Nivel Crítico

El tercer nivel de la comprensión lectora es el crítico. En él no nos limitamos a leer un texto, sino que además somos capaces de emitir un juicio sobre el mismo. Este nivel de lectura se basa en la evaluación del contenido en base a los conocimientos previos sobre el tema que tenga el lector.

Consejos para mejorar tu comprensión lectora.

Lo más importante: LEER.

Para ser capaz de mejorar tu comprensión lectora lo primero que debes hacer es crear el hábito de leer. Esto te ayudará muchísimo a mejorar diferentes aspectos de la lectura. Al leer irás aprendiendo a analizar el contexto, el mensaje de lo que lees y además mejorarás mucho tu léxico, entre otras cosas. Para ello puedes comenzar con novelas sencillas sobre temáticas que te gusten e ir poco a poco aumentando el nivel de dificultad de estas.

No tengas prisa.

¿Has oído eso de que las prisas no son buenas? Pues en la lectura es así. Un buen lector sabe adaptar la velocidad de lectura a la dificultad del texto. A veces te encontrarás con textos más sencillos en los que avanzar más deprisa, y otras veces, en las que el texto presenta una mayor dificultad tendrás que bajar el ritmo de lectura para identificar el mensaje del texto y entenderlo a la perfección.

Analiza constantemente el texto que lees.

Desde este mismo momento los interrogantes serán tus mejores amigos a la hora de leer. Pregúntate constantemente qué, cómo, cuándo, por qué, etc. A partir de las respuestas puedes continuar con preguntas más complejas. Este paso es indispensable para poder identificar y comprender cualquier tipo de texto.

Busca el significado de las palabras que no entiendas.

Haz del diccionario tu mejor amigo. Si no entiendes una palabra deja lo que estás haciendo y busca su significado. Lee la definición detenidamente hasta que sepas bien qué significa y el papel que juega en lo que estás leyendo. Aunque no lo creas, una simple palabra puede cambiar drásticamente el significado del texto completo.

Como ves, la comprensión lectora es un factor determinante a la hora de entender correctamente y en profundidad un texto y, en consecuencia, aprender.

Sigue estos consejos, lee un poco cada día y haz del diccionario tu aliado. Puede que al principio te cueste un poco, pero verás como con constancia y determinación, en menos tiempo del que imaginas habrás adquirido una buena comprensión lectora.

Leave a comment