El temperamental actor, Michael Fassbender, ha protagonizado películas como Shame, la saga X-Men, Steve Jobs o 12 años de esclavitud, trabajos con los que se ha ganado el respeto de la crítica. Pero ha decidido arriesgar su dinero y su reputación con su nuevo proyecto, que produce y protagoniza: Assassin’s Creed, película basada en el videojuego que ha sido un fenómeno global con ventas de 96 millones de unidades hasta la fecha y que se ha traspasado al cómic, los juegos de mesa, novelas y ahora al cine.

Acompañado del director Justin Kurzel, el actor presentó en México la película en donde da vida a Callum Lynch, quien es enviado al pasado a reencontrarse con su ancestro, gracias a una máquina llamada Animus que lee las memorias genéticas. De esta forma, el personaje descubre que es el descendiente de una sociedad secreta llamada Assassins, y que posee increíbles conocimientos y habilidades que le permitirán enfrentarse a la poderosa y opresora organización de los Templarios en el presente.

Precisamente, “El motor de la narración es la memoria genética y me atrapó esa idea científicamente factible en medio de ese mundo de fantasía”, explica el actor.

Fassbender, que en abril de 2017 cumplirá 40 años, defiende la intensidad con la que afronta su carrera: “Una vez he tomado una decisión me implico al 110%. Después todo es compromiso, no hay espacio para la duda. Todo es un fracaso hasta que no lo es”, comenta en una reciente entrevista para el periódico global El País.

De madre irlandesa y padre alemán, Michael Fassbender nació en Heidelberg, Alemania el 2 de abril de 1977, pero en su niñez se trasladó a Irlanda, país en el que su familia regentó un restaurante en donde su padre se desempeñaba como chef. Estudió en el prestigioso Central School of Speech and Drama, y comenzó su carrera como actor en la televisión con la miniserie sobre la Segunda Guerra Mundial Band of Brothers, cuyos productores ejecutivos fueron Steven Spielberg y Tom Hanks.

Su primer largometraje cinematográfico fue la épica histórica 300 (2006), película de Zack Snyder en la que interpretaba a Stelios. Un año después trabajó con el francés François Ozon en Angel (2007).

Obtuvo su primer papel protagonista de la mano de Steve McQueen en su ópera prima cinematográfica Hunger (2008). En esta película el actor germanoirlandés interpreta a Bobby Sands, un miembro del IRA y diputado del Parlamento británico que llevó a cabo una huelga de hambre de gran repercusión internacional. Este papel le valió a Fassbender el aplauso unánime de la crítica. Volvió a trabajar con McQueen en Shame (2011), en la que interpretó a un treintañero de Nueva York con serios problemas para controlar y disfrutar su vida sexual.

En el 2009 estrena el drama británico con triángulo amoroso Fish Tank (2009), donde compartió protagonismo con Katie Jarvis y Kierston Wareing.

Posteriormente realizó otros trabajos entre los que destacan Inglourious Basterds (2009), de Quentin Tarantino; Centurión (película) (2010), de Neil Marshall; Jonah Hex (2010), de Jimmy Hayward; X-Men: primera generación (2011), de Matthew Vaughn; A Dangerous Method (2011), de David Cronenberg; o Prometheus (2012), de Ridley Scott.

En 2013 apareció en la cinta The Counselor de Ridley Scott. Más tarde actuó en la película 12 años de esclavitud, interpretando a Edwin Epps, un plantador cruel que cree que el derecho a abusar de sus esclavos está autorizado por la Biblia, papel que le valió su primera nominación a los Premios Oscar y numerosos reconocimientos por los críticos.

Protagonizó la cinta Frank dirigida por Lenny Abrahamson basada en la historia del músico Frank Sidebottom, cuya premier tuvo lugar en el Festival de Cine Sundance en enero de 2014. También retomó su papel de Magneto en la secuela de la cinta X-Men: primera generación; X-Men: días del futuro pasado volvió a compartir pantalla con James McAvoy, Jennifer Lawrence y Nicholas Hoult y con el reparto de la saga original, la película se estrenó en 2014.

En 2015 interpretó a Steve Jobs y también protagonizó en Macbeth. Trespass Against Us, The Light Between Oceans, X-Men: Apocapypse y ahora Assassin´s Creen en 2016 y se espera la secuela de Prometheus, Alien: Covenant , así como The Snowman para 2017.

En el teatro, Fassbender logró un gran éxito por la interpretación de su familiar Michael Collins (líder irlandés durante la Guerra de Independencia) en la obra Allegiance, uno de los grandes éxitos en el Festival de Edimburgo del 2006.

En su vida personal, el actor ha mantenido una serie de relaciones sentimentales; de 2006 a 2008 con la cantante y bailarina Maiko Spencer, hijastra de Sam Neill; en 2009 sale a la luz su difícil ruptura con Sunawin Andrews; empezó a salir con la también actriz Zoë Kravitz durante el rodaje de X-Men: primera generación, y terminaron en verano de 2011; comenzó una relación con su co-protagonista de Shame Nicole Beharie, sin embargo, terminó el mes de enero de 2013 cuando la actriz anunció que tras tres semanas de vacaciones junto al actor, lo habían dejado; en 2013 tuvo un breve romance con la atleta Louise Hazel y más tarde con la modelo Madalina Diana Ghenea. Desde diciembre de 2014 hasta noviembre 2016 mantuvo una relación con la actriz Alicia Vikander.

Leave a comment