La exposición diaria al sol, la contaminación y los cosméticos hacen que con el paso de los años la piel de nuestro rostro se deteriore y pierda elasticidad, firmeza y frescura, lo que influye en que broten las tan odiadas espinillas, manchas en la cara y líneas de expresión.

A pesar de que nos encantaría que nuestro rosto luzca juvenil eternamente esto es prácticamente imposible, sin embargo existen algunos elementos que nos brida la naturaleza para mantener nuestra piel saludable y retrasar un poco la aparición del envejecimiento.

Este producto de la naturaleza no sólo sirve para endulzar, también se le conoce por sus  propiedades regenerativas, vitaminas y antiinflamatorios que pueden ayudar en el proceso de reducción de las marcas del deterioro de la piel, esto la vuelve la opción natural perfecta para agregarla a nuestro kit de belleza.

También nos ayuda a hidratar tanto cabello como piel. Untando tres veces una delgada capa de miel en nuestro rostro lo mantendremos perfectamente hidratado.

Las propiedades antioxidantes y antisépticas de la miel evitan la pérdida de firmeza en el rostro, para que ésta funcione como tonificador debe aplicarse en el rostro una vez que este haya sido perfectamente lavado y se deja reposar durante veinte minutos.

Este endulzante natural cuenta con peróxido de hidrogeno que favorece a la expulsión de toxinas, desaparición de manchas y la aclaración de la piel. Para eliminar las manchas debes mezclar unas cuantas gotas de limón con dos cucharadas de miel, aplicar la pasta en el rostro y dejarla actuar durante treinta minutos.

Es por eso que la miel es uno de los elementos que más usan las grandes marcas de cosméticos en sus productos.

Leave a comment