En esta ocasión, decidí hablar sobre la psicología, la psicoterapia y la decisión de si vas con un psicólogo, loquero, etc. Esto se debe a que en el mes de mayo hay muchos festejos, tenemos el Día del Trabajo, el Día de las Madres, Día del Maestro, Día del Estudiante, etc. Este mes, hay una festividad más que es poco festejada y nada reconocida, es el 20 de mayo Día del Psicólogo; en México se conmemora la primera certificación de un profesional de la psicología en México. Como se dan cuenta, no todos son psicólogos, no todos están certificados, no cuentan con su cédula profesional, se debe tener mucho cuidado en manos y oídos de quien ponen su salud.

· La terapia es para locos y para casos perdidos.

No es cierto. La psicoterapia es un asesoramiento del que afortunadamente puede beneficiarse un amplio espectro de la población. En otras áreas de la vida (salud, tecnología, domótica, electricidad, fontanería, nutrición, idiomas, etc.) cuando no tienes el conocimiento, las habilidades o la motivación adecuadas, buscas a alguien que te ayude y te asesore.                 

Entonces ¿por qué no puedes hacer lo mismo con un psicólogo simplemente cuando algo te inquieta, preocupa o te provoca malestar en algún aspecto de tu vida?

·Todas las terapias psicológicas son largas, y sabes cuándo las empiezas pero no cuándo las acabas.                                                                                                                                         Es cierto que el psicoanálisis es una de las modalidades de terapia que se prolonga más en el tiempo, pero es sólo una de las corrientes que actualmente existen, de entre las cuales la Terapia Breve Estratégica o de emergencia se caracteriza justamente por todo lo contrario (tratamiento breve). Entre ambas, se sitúan la inmensa mayoría que ajustan el tiempo de intervención de manera personalizada a las características del problema y del paciente, y así se te explica al principio de la terapia.

· Todos los psicólogos aman a Freud y en terapia me recostarán sobre el diván.

Este médico austriaco siempre ha tenido sus defensores y sus detractores. Al creador del psicoanálisis debemos aportaciones como: el Ego, el Súper Ego, la interpretación de los sueños, el poder del inconsciente, el autoconocimiento, los mecanismos de defensa, las etapas psicosexuales del desarrollo, además de ser el Padre de la Psicología, etc.

Depende del paciente y el psicólogo qué corriente tomarán para analizar su situación y no, no serás recostado sobre el diván, habrá quienes sí lo tengan, sin embargo, generalmente es sólo un lujo o detalle decorativo.

· Los psicólogos son psiquiatras y me podrán dar ansiolíticos o medicamentos.

Hay una diferencia abismal entre el psicólogo y el psiquiatra; el psicólogo atiende la mente, el alma del ser humano, buscando las técnicas para que el paciente se encuentre a el mismo, pueda desarrollarse y seguir creciendo personalmente.

Ojo: los psicólogos no prescribimos ninguna clase de medicamento. Como psicólogo hay que ser humildes y reconocer las limitaciones, aceptar que en ocasiones sí son necesarios los medicamentos y se es necesario canalizar al paciente a un psiquiatra, a su vez poder trabajar en conjunto psicólogo y psiquiatra. Buscando siempre un bien común que en estos casos son los pacientes, quienes ponen sus vidas, sus miedos y limitaciones en nuestras manos.

Leave a comment