Han convivido con nosotros durante generaciones, los hemos arrumbado por ser ‘anticuados’ y ahora los volvemos a recuperar. Las piezas clásicas o vintage nunca pasan de moda y aquí, te diremos algunas de las piezas más buscadas para el hogar.

 

Un buró de herencia
Esta pieza es una de las más buscadas de los muebles de oficio, por su belleza, practicidad –es como tener la oficina en un solo mueble– y facilidad para mantener el orden, gracias a sus cajones y su persiana.

 

Una cómoda afrancesada
Por su tamaño, esta cómoda es el complemento perfecto para dormitorios o estancias amplias. Además de desahogar el armario, es una pieza que resulta decorativa por sí sola.

Una cajonera de oficio
Si su belleza no te cautiva sin duda lo hará su practicidad. Sus múltiples cajoncitos la convierten en una pieza muy práctica en cualquier estancia. Aquí sirve de separador de la zona de comedor y, a la vez, permite tener en orden lo más pequeño de la cocina: desde accesorios hasta especias y demás. Además, sus tiradores pueden personalizarse con etiquetas, perfecto para identificar el contenido.

 

Una consola ligera y capaz
Gracias a su repisa inferior y sus cajones es una pieza que, siendo ligera, ofrece espacio de almacén además de ser muy versátil.

 

Una vitrina acristalada
Es la pieza perfecta para reunir en un solo mueble toda la vajilla, sobre todo si esta es decorativa. Para que resulte más práctica, se ha equipado con ganchos para las tazas y cestas para tener en orden los cubiertos.

 

Espejos, decorativos y prácticos
Los espejos viejos tienen una pátina antigua que hace que reflejen menos y eso da un plus de calidez en casa. Con los espejos modernos, ten cuidado si van a estar en una zona de mucho paso, porque te reflejarás mucho y no resultará agradable.

 

 

Leave a comment