Los ejercicios físicos no sólo mejoran “la figura”, sobre todo, mejoran la salud. La ciencia ha comprobado en miles de estudios que el sedentarismo es un gran enemigo del organismo.

La buena noticia es que con hacer un poco de ejercicio diario se reduce el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, se mejora la digestión y el ritmo intestinal. Además, se disminuye el riego de padecer diabetes y varios tipos de cáncer, por ejemplo, el de colon.

A continuación, proponemos una rutina de ejercicios muy fácil con apenas 5 actividades para moverse en casa o en la oficina a pesar de no ir al gimnasio:

 

1. Caminar.
El simple cambio de hábito es la clave; bajarse una parada antes del colectivo o ir a comprar a pie en vez de hacerlo en el auto.

 

2. Subir escaleras.
Si vives en un edificio o trabajas en uno, ir reemplazando los viajes en ascensor por las escaleras es un excelente ejercicio.

 

3. Bailar en casa.
Poner música motiva y cambia el ánimo. Si además bailamos, sumamos actividad sin darnos cuenta.

 

4. Subir un escalón.
Si tienes un escalón en tu casa o lugar de trabajo, aprovecha para hacer este ejercicio: sube y baja el escalón diez veces con cada pierna.

 

5. Hacer la plancha.
¡Pero en el sentido literal! Hacer la plancha durante 30 segundos y repetir 5 veces.

También, es recomendable sumar botellitas de agua de medio litro rellenas con arena para mejora la resistencia. En definitiva, hacer todos estos ejercicios durante el día no van a implicar un gran esfuerzo ni tampoco que le dediques demasiado tiempo.

Leave a comment