Aunar decoración y funcionalidad se convierte hoy por hoy en factor casi de obligado cumplimiento en la mayoría de nuestros hogares. Ya sea por la falta de espacio, o para dedicar nuestras paredes a lo meramente estético, decorar con estantes de pared es una apuesta por la que cada vez más adictos a la decoración se decantan. Pero si crees que aún te faltan motivos para darles la bienvenida a casa, no te pierdas la siguiente lectura. Será el empujoncito que te faltaba para tenerlo todo más claro.

 

Aprovecha las esquinas

Tanto si vas corto de espacio, como si el lugar te permite explayarte, aprovechar las esquinas puede convertirse en una práctica ideal para tu hogar y tremendamente original para ti. En el primer caso, aprovechar los rincones puede ser determinante para ayudarte a potenciar la funcionalidad y sacar todo el partido a la estancia o zona de paso en cuestión. En el segundo, generar una sensación de mayor continuidad visual, ganar en almacenaje y lucir una estética atípica, te conducirá a lucir resultados de revista.

 

 

Confiere una forma geométrica al colocarlos

Si cuentas con un amplio espacio para dar cabida a varios estantes, apostar por la geometría con ellos puede resultar una iniciativa visual al tiempo que vistes de forma práctica alguna de tus paredes. Dependiendo de la forma en cuestión, jugar con el fondo de cada uno de los estantes que coloques puede resultar muy interesante.

 

 

Crea composiciones murales con ellos

Decorar las paredes de forma brillante puede ser más sencillo de lo que en un primer momento imaginas. Un consejo para no abrumarte con la práctica si persigues el lado más estético (aunque quizá y según el caso, algo menos práctico) pasa por ir paso a paso. Escoge los estantes que más te gusten y crea tu particular composición de pared. Una vez consigas el efecto visual que más te agrade, piensa en la decoración o en la forma de aprovechar cada uno de ellos.

 

 

Apuesta por formas que se salgan de lo común

El mismo modelo de estante incorporado en distintas dimensiones y formando parte de una composición mural, podrá darte resultados tan integrados como armoniosos al espacio. Decorar con estantes de pared convencionales o del mismo color del paramento, te conducirá a resultados más lineales. Pero si lo que necesitas es una chispa en la estancia, será una forma que se salga de lo común lo que te ayude a conseguir resultados únicos y personales.

 

 

Crea espacios y viste paredes incorporándolos

Ya sea por su escasa dimensión o por el lugar en el que se encuentran, hay paredes en casa que parecen no decir ni pedir nada. Por el poco fondo con el que suelen contar, decorar con estantes de pared puede convertirse en la forma ideal para vestirlas. Y no sólo a nivel decorativo, sino también funcional. Y es que dependiendo del tipo de estante en cuestión, podrás crear nuevos espacios a los que sacar mucho partido. Los estantes revisteros son claro ejemplo de ello. Crear o improvisar un rincón de lectura a los pies, puede ser una estupenda idea a tener muy en cuenta si eres amante de la lectura.

 

 

Decorar con estantes de pared: Aprovecha esquinas

Aprovechar tus esquinas puede que sea la única forma de encontrar la funcionalidad que te falta en casa en algún espacio en concreto. Eso sí, huye de la normalidad ¡y agudiza el ingenio para hacerlo!

 

 

 

Más también puede ser más

Si esto de la creación de composiciones claramente no es lo tuyo, estás de enhorabuena. Y es que por suerte para ti, existen en el mercado estantes de pared elaborados (al menos visualmente) a base de muchos de ellos pero conformados en una sola pieza, que te lo pondrán muy fácil a la hora de llenar de vida alguna de tus paredes.

 

 

Toques de atractivo e interés visual

Y si lo que persigues es un toque distinto, hay auténticas monerías a las que acudir. ¡Y es que prácticamente cualquier elemento con un mínimo grosor, puede convertirse en candidato ideal para llenar de vida y originalidad tus paredes!

 

Como ves, decorar con estantes de pared puede admitir tantas ideas distintas como formas de ponerlas en práctica. Escoge la que más se adapte a tus gustos y paredes libres ¡y apuesta por dar la bienvenida a alguno de ellos en casa!

 

 

 

Leave a comment