Ninguna persona, cosa o lugar tiene poder sobre mí, porque sólo yo gobierno en mi mente, yo creo mi realidad y todo lo que en ella existe.

¿Qué es el Poder Personal?

Es la capacidad que cada ser humano tiene para ser creador de su propia vida. Es tu capacidad de alterar tu propia realidad, emplear tu fuerza de voluntad para cumplir tus sueños y crear tu propio destino.

El poder personal es interno y tú naciste con él. Es una fuerza vital indescriptible que te permite ser feliz con tu vida, incluso en situaciones difíciles. Un poder combinado de intelecto y espíritu, que funciona en perfecta armonía. La fuerza psicológica de tu energía física y emocional.

Cuando el poder personal está en su pico más alto te permite no sólo aceptar tu destino, sino ayudar a crearlo.

Es importantísimo tener poder sobre nuestros sentimientos, hacernos cargo de ellos para así tener el poder de nuestra vida, a esto también se le llama inteligencia emocional. Si nuestras emociones desbordadas nos controlan (ira, tristeza, ansiedad, desesperación), se pierde por completo el poder personal.

Cuando nuestro poder personal es fuerte otras personas pueden afectarlo, más no controlarlo.

Algunos elementos del poder personal son: carácter, fuerza, individualidad, corazón, voluntad, carisma.

¿Para qué te sirve el poder personal?

Para tener autoestima (amor propio), tener el control de tu vida y tus decisiones, crear y manifestar lo que deseas (hasta los sueños más imposibles), mejorar la salud, estar en equilibrio, armonía, vivir una vida que valga la pena vivir.

Al tener poder personal reenfocas tu vida a vivir lo que sí quieres, pues de la otra forma vives lo que no quieres y todo lo demás es dueño de ti, en vez de tú seas el dueño.

¿Cómo se pierde el poder personal?

Regalándolo, creyendo que está fuera de ti, por las creencias inconscientes, buscando amor, aprobación y reconocimiento fuera de ti, cuando no hay un sano control de las emociones, buscando que alguien te lo dé.

¿A qué cedemos o regalamos nuestro poder personal?

Al qué dirán, al frío, calor, dinero, deudas, resentimientos, asuntos inconclusos, gobierno, pasado, a la sociedad, a las enfermedades, adicciones, a los pensamientos negativos, etc.

Sin darnos cuenta estamos regalando el poder a una cantidad enorme de personas o situaciones que nos impiden ser libres o nos roban la paz, es bien importante crear consciencia de esto.

¿Cómo lo recupero?

Eres 100% responsable de todo lo que sucede en tu vida, lo que te gusta y lo que no te gusta, y si niegas lo que no te gusta, no lo recuperarás. Nada es casualidad, todas las cosas suceden por algo y para algo que a veces es mucho más grande de lo que puedes manejar, y si a algo o a alguien le estás regalando tu poder personal es porque hay aprendizaje importante que adquirir a través de esa experiencia.

La forma total de recuperar tu poder es haciéndote cargo de ti, de lo que piensas, dices y haces.

Y tú, ¿cómo quieres vivir?


Por: Karla Rochín del Rincón

Lic. Ciencias de la Comunicación, Psicoterapeuta Gestalt, Instructora Certificada Thetahealing.

Info. (668) 832-9863

Leave a comment