Comer en bowl es una tendencia que se ha puesto de moda en los últimos meses. Es muy común ver que todos los platillos se conviertan en bowl, como ha pasado con los sushi bowls o los poke bowls. Realmente a la gente le ha gustado el hecho de comer una comida completa en esta versión, donde todos los ingredientes vienen en un mismo plato y se vuelve mucho más práctico para disfrutar. Con todo esta fiebre de los bowls, han surgido los buddha bowls, pero ¿qué son los buddha bowls?

Los buddha bowls no son una simple comida integrada en un bowl, hay mucho más detrás de esto. Consiste en un bowl en el que se mezclan ingredientes muy variados, los cuales son muy saludables y con un alto efecto saciante. Un buddha bowl debe contener alimentos de todos los grupos; incluyendo principalmente verduras y cereales, además de grasas saludables. Generalmente, no se hace con carne pues se considera un platillo vegetariano, pero existen versiones que incluyen carne para quienes así lo prefieran. Todos estos ingredientes se aliñan con un aderezo nutritivo para darle un toque distinto de sabor.

Se cuenta que el nombre de este platillo se debe a que Buddha comía en un bowl, pues se alimentaba con los ingredientes que cabían en ese plato siguiendo la filosofía de la moderación. También hay versiones en las que se dice que el nombre de este platillo es por su forma grande y redonda como la de Buddha, pero aunque el nombre pueda tener distintas versiones, lo que contiene el platillo siempre es lo mismo

Empieza con los cereales

Agrega cereales como arroz integral, quinoa o cous cous, siempre buscando cereales enteros que te mantengan satisfecho por más tiempo y aporten mayores beneficios a tu salud.

Agrega verduras

Incorpora a tu bowl las verduras que más te gusten, siempre teniendo en cuenta que sean variadas para incluir una gran diversidad de vitaminas y minerales de cada ingrediente y tener una alimentación completa.

Integra proteína

Escoge la proteína que más te guste, puede ser vegetal o animal y colócala sobre los demás ingredientes.

Incorpora crocantes

Añade a tu bowl elementos crocantes y nutritivos como ajonjolí, pepitas, pistaches, nueces o almendras, que le den una textura más divertida a tu boca y le aporten otros sabores a tu bowl.

Ponle aderezo

Aliña tu buddha bowl con un aderezo rico y saludable, puedes ser una vinagreta de balsámico, mostaza miel o únicamente aceite de oliva, con limón y sal.

Finalmente, puedes agregar ingredientes extra que se te antojen y tengas en tu alacena y podrás disfrutar de una rica comida que además es muy instagrameable.

 

 

*Con información de Gastrolabweb*

Leave a comment