Estimados lectores, estamos por cerrar un año que ha sido muy difícil para la mayoría, queremos que termine porque tenemos la creencia que cerrando este 2020 nuestra vida va a volver a ser igual. Claro que es importante cerrar el ciclo y que, a pesar de haber tenido muchas pérdidas, habrá mucho que agradecer.

Todos los cambios que vivimos este año transformaron nuestras vidas y por supuesto, nos cambiaron como personas, como seres humanos. Es importante reconocer y darme cuenta de que la vida no va a volver a ser igual, nosotros no vamos a volver a ser los mismos para que más adelante podamos llegar a la aceptación. Cuando llegamos a este tiempo tenemos un aprendizaje, si es que así lo elegimos porque podemos quedarnos en el dolor o en el sufrimiento. Si yo elijo encontrar el para qué de mis pérdidas y tomar ese legado como parte de mí, podré ser la mejor versión de mí mismo.

No nos han enseñado que el dolor es parte de la vida, quisiéramos un camino pavimentado lleno de flores, pero no es así. El dolor es parte de nuestro caminar y a través de las pérdidas es que iremos despertando, cambiando, moldeando nuestra alma y evolucionando. Las pérdidas nos ocasionan un terremoto de cambios internos, de emociones, nos sacan de nuestra zona de confort y esto nos genera miedo, incertidumbre, soledad, enojo, tristeza, dolor, llanto, culpa entre muchas otras. Es normal sentir esas emociones, abrázalas, es decir, vívelas, no las reprimas, no porque tu mente te dice tengo que ser fuerte, así tenía que ser, la vida sigue, etc., significa que vas a estar bien porque tu mente ayuda a que esa emoción se guarde en tu corazón y aprendes a vivir con ella y eso no quiere decir que hayas sanado y lamentablemente algún día lo vas a somatizar en alguna enfermedad.

El Covid es un enemigo invisible el cual tocó a muchas familias, seres queridos trascendieron, nos acercaron a nuestra realidad de que la vida es corta, la vida es por un tiempo, la vida es frágil y no sabemos cuándo ni cómo moriremos, pero nos tocará.
¿Qué te ha dado la vida?, ¿qué te ha quitado la vida?, ¿qué te ha enseñado la vida?, ¿qué oportunidades te ha dado la vida?, ¿qué tienes que agradecerle a la vida?, ¿qué te falta por hacer en la vida? y ¿qué legado quieres dejar en esta vida a tus seres queridos y amigos y también a la humanidad?

Yo te invito a la reflexión, a que hagas una revisión de tu vida, cómo ha sido tu caminar y cómo quieres seguir caminando. Hay cosas o situaciones que no están en nuestras manos, pero lo que sí podemos hacer es elegir cómo queremos vivir. No importa que te hayas equivocado, ¿que aprendes de ese error? y suéltalo, perdona, perdónate y agradece. Esto nos lleva a vivir en paz y en amor con uno mismo y con los demás.

Haz una lista de todas las pérdidas o cambios que tuviste y después haz otra lista de lo que tienes que agradecer.
Está en nuestras manos crear un mundo mejor transformándome primero yo, esto transformará a mi familia y nuestro entorno.

Deseo que este año 2021 esté lleno de bendiciones y de mucho amor.

 

 

Por: Yvonne Bulnes
Tanatología
yvonnerosadecristal@gmail.com
Facebook: Grupos de ayuda mutua Alejandra Renacer
Facebook: Tanatóloga Yvonne Bulnes

Leave a comment