Cada hogar consta de espacios definidos como recámaras, baños, cocina, etc. Se ha dado que si podemos, tenemos un lugar especial para relajamiento, ya sea un bar, un salón de televisión y juegos, dependiendo de los gustos y entretenimientos de cada familia. No es común dejar un espacio para relajamiento, hay quienes tienen su lugarcito para fumar fuera de casa, por ejemplo, con plantas, con ventilación adecuada para impedir la contaminación interior, un lugar donde seguramente expanden su pensamiento o descansan su mente.

¿Es realmente necesario un lugar para meditar en casa? ¿Qué es meditar? Quienes tienen la fortuna de asomarse a la ventana y ver naturaleza, árboles, montañas, jardines, ya tienen la oportunidad de relajar sus sentidos, quienes no lo tienen pueden crear espacios incluso pequeños con plantas, bebederos para aves, paredes con enredadera, al aire libre donde sentarse en una silla simplemente les ayuda a aquietar sus formas de pensamiento.

Considero que darse un tiempo para detenerse, sí es necesario y hasta saludable; no pensemos en la meditación vestidos con ropas blancas en la postura con piernas cruzadas o flor de loto y hasta con un turbante, no, la meditación puede ser desde enfocar tu atención en una flor, en el horizonte, en un colibrí revoloteando y dejar que la mente descanse en observación y tiempo presente, meditar es conectar con el aquí y con el ahora sin calificar o juzgar, simplemente con el deleite de sentir lo que ocurre en ese momento, es un contacto íntimo de tu ser interno con tu entorno, el que tú escojas, el que motive tu paz interior, aquello que te sensibilice de tal manera que eleves tu espíritu como cuando observas una puesta de sol y casi te pierdes en su luz, ¡conectando con cada paso del ocaso que te brinda la suave dispersión de múltiples colores y te hace sentir vivo!

Meditar observando la naturaleza es casi mágico, por eso crear tu espacio para descansar aun sólo unos minutos te hará sentir de nuevo revitalizado, no llenando tu mente de preguntas y cuestionamientos, no queriendo resolver tus pendientes del día, algunas personas abrumadas por su estrés prenden el televisor para distraer la mente y enfocarla en algo simple o divertido, otros se servirán un trago de licor, pero de alguna manera siguen conectados con eso que les preocupa. En cambio, el salirte de la verborrea mental, esa que no cesa a veces ni dormidos y es tan desgastante que incluso te puedes despertar cansado, así que, salir a caminar y respirar profundo, salir a nadar y sentir cada brazada y cada latir de tu corazón, estirar tu cuerpo en un espacio relajante o simplemente sentarse a sentir, te convertirá en una nueva persona.

Mi intención es motivarte a que te des tus tiempos para sentir lo que realmente eres, un ser espiritual experimentando en un cuerpo que le permite contactar a través de sus sentidos con el mundo exterior y le brinda la oportunidad de interactuar con otros que también son seres en busca de aceptación, de amor, de fraternidad. Busca en tu interior, desde la comodidad de tu hogar, tu mayor tesoro, tú mismo. Namaste.

 

Por: Paty Maytorena

Yoga Master

patymaytorena@hotmail.com

Cel.- (667) 751-2884

Leave a comment