Durante los primeros días de cuarentena en España, Emma Calvo, Irene Llorca y José Guerrero, tres amigos que trabajan como creativos en agencias de publicidad de Barcelona, se dieron cuenta de que muchos de sus conocidos usaban el arte para evadirse durante el confinamiento y que la producción artística se estaba disparando. Al observar esta tendencia se preguntaron: “¿Qué va a pasar con todas esas obras que la gente está creando en sus hogares?”.  Entonces surgió Covid Art Museum en Instagram (@covidartmuseum) un museo digital que recoge todo el arte covid.

“En situaciones como la que vivimos, hay una gran cantidad de vivencias y emociones nuevas que nos asaltan. El arte permite gestionarlo, pues es una herramienta de comunicación muy potente que nos permite conectar con la gente y superar la incertidumbre”, explica José.

Para formar parte del museo, los artistas pueden enviar sus obras a la cuenta de Instagram y rellenar el formulario que se encuentra en el perfil. También, pueden etiquetarlos en las fotos que publiquen en la red o usar el hashtag #covidartmuseum.

Actualmente han participado ilustraciones, fotografías, pintura, dibujo, animaciones o video. Lo más importante, además de la calidad artística, subraya Guerrero, es la originalidad y el mensaje de la propuesta, que exprese un sentimiento, una vivencia o una observación relativa a la pandemia.

Tanto José, como Emma e Irene consideran que en un futuro se tendrán datos de afectados del Covid-19 y cifras económicas sobre lo que ocurrió, pero también será muy interesante contar cómo se expresó la gente, cómo vivió y sintió este momento histórico sin precedentes. Les gustaría que el museo sirviera como archivo y que, más adelante, las obras pudieran apreciarse presencialmente.

Por otra parte, están convencidos de que después de la crisis sanitaria vendrá otra económica, razón por la cual es fundamental que los profesionales del sector del arte y la creatividad se apoyen entre sí.

“La expresión artística ha reflejado lo que los datos y cifras no pueden. Hay emociones y situaciones que son muy difíciles de hacer entender mediante un texto, pero que sin embargo con una imagen se explican universalmente”, puntualiza José.

 

*Con información de forbes*

Leave a comment