Esta entrevista contiene lenguaje no apto para público sensible y menores de edad, se recomienda discreción.

Por: Eleana Carrasco

Con más de dos millones de seguidores en su canal de YouTube, casi tres millones en Facebook, poco más de 400 mil en Instagram y cerca de 700 mil en Twitter, más algunas otras redes sociales, la espectacular diosa extraterrestre conocida como La Galatzia continua perturbando la vida común y sacando más de una carcajada a fans e inclusive a detractores con su irreverente estilo.

De la mano del ingenioso sinaloense Cid Vela –aunque ella no quiera admitirlo–, ha pasado del anonimato al éxito demostrando que siempre hay una forma nueva de hacer historia.

Te compartimos la entrevista exclusiva que brindó a Revista Gente en la playa de Altata, donde nos cuenta su historia y su fascinación por el pan de mujer y los coricos sinaloenses.

¿Quién es Galatzia y dónde nació?

Galatzia es una muchacha que nació en el planeta Escrotox, pero desde chiquita se vino a vivir a Sinaloa, a Guamúchil; se puede decir que nací ahí. Me gustan mucho los coricos.

¿Es diosa por nacimiento o por adquisición?

Soy diosa de nacimiento. Mi padre, el dios Prepuciux, y mi madre que en paz descanse, doña Clitorix, también era diosa. Hay gente que dice que no soy diosa, esa gente no sabe nada. Quiero aprovechar este espacio para aclarar que sí soy una diosa de verdad, a mí no me anden inventando chismes de que no soy de verdad y la chingada. Yo soy una pinshi diosa y rézame, hijo de la chingada. Y perdón por las groserías.

¿Por qué estás en la Tierra?

Ay, mija. Pues yo no quisiera estar en la Tierra, no es una decisión que yo tomara. Yo estaba dando el rol en el espacio y se me descompuso la nave, el clutch andaba fallando, y aterricé desgraciadamente ahí en Guamuchil. Digo, ya me encariñé y todo, pero yo no quería estar en la Tierra: la verdad los humanos, pobrecitos, están medio tontos y ya nomás ver al presidente, con eso sabemos cómo están de tontos. Escogen al peor, chingadamadre.

¿La Galatzia tiene alguna religión?

No, la Galatzia no tiene religión, no tiene sexo por lo mismo tampoco. No tiene color, bueno, sí soy pelirrosa. Pero las religiones no me gustan a mí; digo, las respeto y qué bueno que hay gente a la que le sirve; a mí no me sirve para ni madres, nomás me estorba, entonces yo no tengo religión pero pues cada quien hace de su culo un dron…digo, un papalote. No me sé el dicho, yo no soy de dichos.

Pero no, chicos, yo no soy religiosa, aunque respeto; el Cid Vela era muy religioso, yo me acuerdo de él, hizo su Primera Comunión, yo le dije ‘no la hagas’, no me hizo caso, por eso me cae gordo ese muchacho.

¿Eres pelirrosa natural?

Por supuesto que sí. Voy a aclarar otra vez (hay que aclarar porque la gente es muy ignorante y en la calle me preguntan qué tono es tu tinte, si usas L’oreal o no): chicos, en Escrotox somos pelirrosas naturales, hay hasta peliverdes, uno que otro peliverde, peliazul, más raro pero sí hay; es natural, 100 % natural. Hay un remedio muy bueno con bergamota para que cambie de color, pero no se los voy a dar porque es mío nada más.

¿Cómo empezaste a hacer videos?

Mi primer video fue un video porno, fue el sex tape de Galatzia. Estaba con un futbolista, no sé si se acuerden de Giovanni Dos Santos, antes de estar con Belinda yo me lo coshaba, y el primer video fue ese. Pegó mucho y la gente me pedía que hiciera más porno, pero yo quería hacer videos más serios y por eso hice ‘Las cosas que me cagan’, que no fue nada serio, tampoco.

¿Qué facilidades le da a la Galatzia ser diosa?

Ser diosa es simplemente una forma de vida. Yo no podría ser mortal como ustedes, lo siento mucho, los quiero mucho y todo, pero me da mucha hueva. Porque ser diosa es lo más importante. Lástima que ustedes no pueden ser diosas pero pueden disfrutar de su diosa Galatzia. Y pues nada, te da mucha libertad, puedes tener todo lo que tú quieras, tienes poderes, puedes viajar en el tiempo; en realidad son muchas cosas que los mortales no entienden y mejor ni les digo porque se les va a antojar y ustedes no pueden.

Y justamente algo de lo que nos hablabas hace un momento, ¿cómo pasaste de hacer videos musicales a videoblogs?

Todo pasó cuando yo me fui de Guamúchil. El negocio de los coricos andaba fallando un poco y mi papá me dijo ‘te vas de aquí de la casa porque no alcanza para alimentar a todos’. Y yo me fui para el DF y fue cuando dije ‘voy a ser artista, voy a ser cantante, mejor que Britney Spears y que la Shakira’; me la pela la Shakira porque está bien pendeja (no te creas Shakira, te quiero mucho pero sí estás pendeja). Mi sueño era ser cantante profesional como las Ha-Ash pero ellas cantan muy culero, más o menos así.

Y sí, se me dio estar en el DF, ¿cuál fue la pregunta? No me acuerdo, pero estoy muy feliz de estar aquí.

¿Cómo pasaste de hacer videos musicales a…?

Ah sí, entonces hice los videos musicales y de repente, después de tanto tiempo ya en la Tierra uno se empieza a amargar. Ustedes son felices porque de aquí son pero yo que vivo en un lugar mejor, sin políticos y esas pendejadas, pues sí se amarga uno con lo que pasa aquí. Y ahora soy una pinshi doña amargada y todo me caga, y de aquí en adelante todo me va a cagar porque la Tierra no es un bonito lugar para vivir.

Mi primer videoblog fue el de ‘Gente que me caga’, ahí mencioné al Arjona, al Reyli Barba, puro pendejo. Ahí no eran todavía ‘Las cosas que me cagan’, sino pura gente. Luego ya pasó a cosas que me cagan.

Justamente esa pregunta te íbamos a hacer: todos tus videos hablan de cosas que te cagan, ¿hay algo que no te cague?

¿Qué será? Pues, Scarlet Johansson, Angelina Jolie, hay muchas viejas muy buenas. En Culiacán hay muchas viejas que no me cagan, que me las quiero coshar. De ahí en fuera, todo me caga, sólo las pinshis viejas me gustan. Soy lesbiana, no sé si ya lo había dicho. Arriba la comunidad lésbica espacial.

¿Qué te pone triste?

Ay, muchas cosas. Me pone triste Peña Nieto, cuando lo veo; me pone triste el fútbol, se me hace una cosa muy triste andar ahí viendo muchos pendejos correteando una pelotita; se me hace triste ir al súper porque los aguacates siempre están todos magullados, es una chinga, a mi me pone triste, yo nunca he encontrado un aguacate que diga este está perfecto, uno siempre agarra cualquier pinshi aguacate ya nomás porque no encontró uno bueno y te llevas uno todo jodido y en dos días ya está todo feo el aguacate; me pone triste el Rey León cuando se muere Mufasa, es la película que a mi más me ha puesto triste; la Sirenita también, cuando le quitan la voz a Ariel, la Ursula, la Paquita del barrio, pues casi todas las películas de Disney me ponen triste, ¿de qué se trata, Disney? Muchas cosas, el pan de mujer cuando no está calientito, muchas cosas.

¿En qué te inspiras para hacer tus videos?

Me inspiro en la naturaleza, en el sexo, en el amor, Cepillín, Chico Che, las Tortugas Ninja, y Mijares. No puedo negarlo: Mijares es una gran influencia en mí, ‘Soldado del amor’ es quizá la canción más hermosa que se haya escrito sobre la Tierra. Lástima que en Escrotox no llegó esa canción sino habría pegado mucho allá también. Pero principalmente me inspiro en el océano, por eso estamos en el mar porque yo vengo al mar y me meto desnuda y salen las ideas. Es un lugar muy bonito para inspirarse, se los recomiendo, chicos: Altata, muy bonito, ¡pan de mujer!

¿Cómo nació ‘Tachas y Perico’?

Fue una noche muy loca. No fue una, sino como siete noches con 30 días más. Una loquera en Mazatlán, en el Sunbawama, no sé cómo se llama el antro de Mazatlán. ¡Un loquerón, chicos! Ya ni me acuerdo, sólo recuerdo que estaba cantando esa canción y alguien me grabó mientras estaba bien locochona y subieron el video a la red y se hizo viral. Desgraciadamente, como todo lo que hago, porque no me gusta lo que hago. No sé por qué chingados le gusta a la gente. No vean ‘Tachas y Perico’, ¡me caga!

Háblanos un poco de tus shows, ¿cómo son?

Mis shows son mágicos espaciales. Es un show principalmente de Stand up pero también… He tenido muchos shows, empezó siendo musical, cantaba ‘Tachas y perico’, ‘Mi cuerpo es touch screen’, ‘Me enamoré de un avatar’, ‘La chica photoshop’, pero fue evolucionando y ahora es puro Stand up sin parar, desnuda, la gente se ríe mucho, yo les digo sus verdades (porque aquí nadie les dice nada, como todos son de la Tierra todos son unos huevones y les vale madre y entre todos se ayudan y siguen igual de jodidos), yo sí vengo a decirles sus verdades, porque en nuestro planeta vivimos muy diferente, aquí sí están bien jodidos.

Platícanos un poco de las influencias de la Galatzia, ¿Bowie es una?

Sí, claro, David Bowie. Mijares, inclusive. Yuri en sus inicios, antes de ser cristiana porque ahorita ya no me cae bien. Magneto, Parchís, obviamente Steven Spielberg. Picasso. Don Cachito. Muchos que me influencian a mí, porque yo no me baso en una sola cosa sino que exploro todo y pruebo, y no estoy hablando de drogas pero también, y entonces me influencio de muchagente. López-Dóriga, no sé por qué pero a veces saco ideas de ese señor.

Ya vivías en otras ciudades, ¿porqué volver a Sinaloa?

La verdadera razón, no me voy a andar con mamadas, son los mariscos y las viejas. A mi el aguachile y las viejas, qué cosa tan hermosa.

Cid Vela, ‘el hermano drogadicto’

¿Quién es Cid Vela?

Es un muchacho drogadicto muy feo. No es mi hermano de sangre porque él no es dios, es mi hermano de Guamúchil. Cuando yo aterricé ahí me adoptó una familia que vendía coricos y tenían un hijo que se llama Cid Vela y es mi hermano de la Tierra. Pero no comparto muchas ideas de él y no es dios, así que no me cae muy bien. Pero la familia es la familia, ni modo.

¿Cómo veías los proyectos originales de Cid, como Killerpollo?

Ese sí me gustaba, el Killerpollo estaba muy suave. Ya ahorita hace puras pendejadas pero en sus tiempos de Killerpollo estaba muy padre. Ojalá que regrese, yo siempre le digo: ¿qué pendejadas son esas? Vuelve a hacer Killerpollo, lo que ahorita haces es pura basura. Pero no me hace caso, ese muchacho, de verdad, las drogas lo tienen muy mal.

¿Qué compartes con Cid?

Pues cuando vivía en Guamúchil compartíamos literas. Él en la de arriba y yo en la de abajo porque a mí me dan miedo las literas de arriba: por favor, si me van a dar un cuarto que no tenga litera de arriba, nomás de abajo, o sea cama normal. De ahí en fuera no comparto nada con ese muchacho, aunque sea mi hermano yo no quisiera compartir más. No voy a hablar más de ese muchacho ya.

¿Cuáles son los proyectos en conjunto que tienen?

A pesar de que no comparto nada con él, ahí tenemos unos proyectos. Por ahí hay una serie de televisión de mi vida para que la gente conozca cómo es. Es un reality, no como las Kardashian, esos son pendejadas, este es de verdad, no va a haber nada ficticio. Entonces, estamos haciendo eso: él lo está escribiendo y yo lo voy a actuar. Eso es todo lo que vamos a compartir porque a la hora de grabar no lo quiero ver en el set porque me pone de mal humor.

(A Cid Vela) ¿Qué se siente haber sido el primer sinaloense en el Vive Latino y en Pa’l Norte?

Me sentí muy bien. No voy a decir que era mi sueño porque yo nunca pensé que iba a hacer esto pero fue algo muy importante y me gustó mucho. Me gustaría volver a estar en el Vive Latino, en Pa’l Norte o cualquier otro festival. Me gustaron mucho.

¿Se puso buena la fiesta?

Sí, estuvo muy buena. Fue una experiencia que nunca pensé que la iba a tener, entonces fue muy importante.

Se vaciaron los otros escenarios y tuvieron que retrasar el principal.

Eso fue en el Pa’l Norte, si mal no recuerdo, y en el Vive me pusieron hasta el final para cerrar y yo ahí dije ‘no, lo hicieron para que no lo viera nadie’. Y resultó que fue mucha gente y más que nada por eso me gustó ese evento: por la gente que me demostró que le gusta lo que hago y eso me pone muy feliz y me dan más ganas de seguir haciendo cosas.

* * *

No te pierdas la próxima serie de tu pinshi diosa y en el 2018 vuelve con los shows de Stand up. Para despedirse, mandó a todos sus fans un beso en el pezón izquierdo, que esta más cerca del corazón.

Fotografía:

Ismael Cancino Horcasitas

@ismaelcancinohorcasitas

(667) 317-1470

Entrevista:

Eleana Carrasco

Vídeo:

Miguel Pablo Hernández

Leave a comment