Actualmente el campo de la cosmetología y la medicina estética avanza tremendamente proporcionando productos y servicios de gran calidad al alcance de todos, productos que mejoran la calidad de nuestra vida de muchas maneras.
Una experta en este campo es Adriana León Beltrán, destacada empresaria y directora de IDAC, Instituto de Alta Cosmetología, y de MiKabina, Distribuidora Estética para Spa, que hoy se posiciona como una de las refetentes en la industria de la belleza.
¿Cómo se define Adriana León en el ámbito personal y profesional?
En lo personal me considero una mujer apasionada por su familia y por darles el mejor ejemplo a mis hijos. Inquieta y soñadora pero sobre todo yo siento que lo que me distingue es siempre buscar ayudar a los demás sin recibir nada a cambio, solo por la satisfacción de ayudar.
En lo profesional me considero exigente, por lo que busco a diario tener una mejor preparación y con ello formar profesionistas de alta calidad. Porque el éxito no se logra por suerte, el éxito se consigue cuando la preparación y la oportunidad se encuentran.
¿Por qué decide emprender y tener su propia empresa?
Confieso que mi deseo de emprender surge primero porque vi la posibilidad de poder desenvolverme como emprendedora y segundo para poder ayudar a más mujeres a lograrlo también.
El iniciar mi propia empresa me ha dado la oportunidad de ser la inspiración de muchas mujeres que si no creían en lograrlo ahora lo están intentando. Hasta el día de hoy he capacitado a más de 6000 personas en el ámbito de la cosmetología, donde el 70% son emprendedores y el otro 30% se han empleado.
Mi objetivo seguirá siendo principalmente el impulsar a más mujeres a ser una estadística más en el avance del desarrollo de la mujer en el ámbito empresarial y también a caballeros que cada vez son más los que se unen a la formación como cosmetólogos.
¿Qué es lo que más le apasiona de su trabajo?
Aportar mis conocimientos y ver a mis alumnos transformados en profesionales de la cosmetología, así como guiarlos a iniciar su negocio desde cero y ver su crecimiento como emprendedores.
En la asesoría los capacito a que sepan detectar las necesidades de cómo y con qué equipar su SPA, así como saber cuáles son los servicios que más demanda tienen por los clientes. Que sepan hacer sus menús de servicios, es muy gratificante, me apasiona escucharlos decir que gran parte de lo que son me lo deben a mí.
¿Qué es MiKabina en su vida?
Es el escenario perfecto que me ha dado a conocer como Adriana León. Es el lugar que me ha brindado la oportunidad de llegar a muchas personas, las cuales con nuestros cursos, asesorías y capacitaciones hoy son grandes profesionistas, logrando con ello que puedan empelarse y/o emprender su propio negocio.
MiKabina es y será el lugar que nació para guiar a todas las cosmetólogas(os) a realizar sus sueños en el mundo de la Cosmetología y Cosmiatría.
¿Cuál fue el mayor desafío que tuvo o lo que más le costó a la hora de hacer crecer su negocio?
Primero reconocer que me ocuparía estar las 24 hrs. del día al pendiente de mi proyecto, pero entendí que eso es lo que significa “Emprender”. Ser consciente que te debes de exigir mucho para poder llegar a tu objetivo, que al principio solo depende de ti.
Otro desafío fue definir bien el objetivo de mi negocio ya que vender producto cualquiera lo hace, así que me propuse hacer algo diferente y de ahí nace la manera diferente de atender a nuestros clientes, que es ofrecer asesoría de cada uno de nuestros productos y servicios antes de venderles, eso me exige a diario a tener personal bien capacitado. Eso ha sido nuestro gran Éxito.
Cuéntenos ¿cómo ha sido su experiencia en el mundo del emprendimiento femenino?
Bueno, como mujer muchas veces puedes pensar que no tendrás el tiempo para lograr tus sueños, ya que hacemos muchas cosas en el hogar. Al as mujeres nos cuesta mucho más lograr algo pero yo les digo “si de verdad desean algo lo van a conseguir”. Gracias a esa decisión, hoy puedo ser el sustento de mi familia y a la vez estoy aportando una transformación y una motivación a más mujeres a que lo intenten y vean que sí se puede. “Las cosas no son fáciles ni difíciles, depende del tiempo que le dediques y el corazón que le apliques”.
¿A qué atribuye su éxito laboral, tiene alguna clave?
Constancia, pasión y amor por lo que hago, son los cimientos que a diario me mantienen inspirada para seguir avanzando con mis proyectos, pero todo esto no sería posible sin el compromiso, actitud y motivación del gran equipo laboral que me ayuda a hace posible que siga nuestro éxito. “Trabajar en equipo divide las responsabilidades y multiplica los resultados”.


¿Cuáles son los riesgos que enfrenta una mujer exitosa?
El que tu familia no entienda tu dinámica de trabajo y te exija más tiempo del que tú les puedes dedicar. Ahí corres el riesgo de que tus seres queridos y amigos se alejen de tu entorno y critiquen que no te interesas por ellos, pero solo quienes nos lanzamos al emprendimiento sabemos del sacrificio que hacemos por lograrlo y lo que más deseamos es escuchar los halagos de quienes amamos.
“Tal vez mis hijos no seguirán mis consejos, pero creerán en mi ejemplo”
¿Qué es lo que la distingue como persona y como marca?
“Creo en mí y eso me hace imparable”
Creo que a todas las personas nos distingue es la actitud con que vemos las cosas. Yo definitivamente nací para servir, me es imposible ver a alguien que tenga una necesidad y no ayudarlo, siempre estoy buscando mi preparación para aportar a los demás. Hay una frase en mi cabeza siempre que me dice; “Todo lo que doy, me lo doy y lo que no doy me lo quito”.
Como marca me distingue mi gran equipo de trabajo, el cual ama y disfruta lo que hace, me doy cuenta en su atención al cliente. También el interés con que buscamos a diario ofrecer productos y servicios de calidad.
¿Tiene algún truco/hábito/rutina que la ayude a mantener un buen equilibrio entre su vida profesional y personal?
No existe un truco mágico, lo que si hago es inculcar con mis hijos la comunicación, que ellos entiendan mi carga laboral y disfruten junto conmigo la felicidad que me aportan cada uno de mis logros.
Es muy fácil que te juzguen quienes no conocen tus sueños y que mucho menos se interesan por ellos. Puede que en el camino te encuentres con personas que iniciaron contigo y que dejaron de hacerlo porque no comparten tus mismos sueños y eso es válido. Ese es el precio que muchos emprendedores podemos pagar.
¿Qué le falta por hacer?
Hay muchos planes más que están por realizarse, entre ellos está hacer de IDAC (Instituto de Alta Cosmetología) y MiKabina (Distribuidora de productos para SPA) un grupo de empresas que sigan contribuyendo en la formación y emprendimiento de jóvenes con visión de crecimiento en el ámbito laboral y empresarial que ayude al crecimiento económico principalmente de nuestro estado de Sinaloa.

Leave a comment