El diseño del armario es tan importante como la organización que hay en su interior. Por eso, elegir uno en el que nos encaje todo en base a la distribución del dormitorio, su tamaño y su estilo; no es una tarea sencilla y requiere tener en cuenta una serie de claves que te lleven a elegir tu armario ideal.

Sin embargo, más allá de adquirirlo, la idea de crear el tuyo propio siempre está sobrevolando el horizonte de la decoración. Hacer un armario a medida puede ser la perfecta solución, sobre todo cuando tienes muy claro lo que quieres y lo que te gusta.

También es ideal para casas o recámaras con pocos metros cuadrados y es que, si en tu dormitorio el espacio es reducido será difícil encontrar en las tiendas un armario adecuado. En cambio, si lo creas desde cero, lograrás que encaje en el espacio que quieres, que tenga la capacidad que buscas y que no le falte ninguno de tus imprescindibles más deseados.

¿Estás pensando en hacerte un armario a medida? Toma nota de estos consejos para que sea práctico y duradero.

Distribución

Hay que tener en cuenta que en un armario guardarás mucho más que ropa, por lo que lo ideal es contar con soluciones de almacenaje como, por ejemplo, cajas o cajones que puedas utilizar.

Compartir espacio

Es uno de los grandes conflictos de todo armario compartido. Lo ideal para evitar problemas y confusiones es que cada uno de las personas cuente con espacios únicos, pues tus necesidades y gustos no serán los mismos que los de la otra persona.

¿Dónde lo pongo?

A la hora de colocarlo, fíjate en dos premisas: que sea un lugar de la casa con suficiente altura y que la superficie en la que irá apoyado el armario esté en perfectas condiciones. No te olvides de las puertas. Analizar cómo es el entorno del armario, qué elementos tiene cerca y si contarás con espacio suficiente para abrir y cerrar puertas libremente es un paso fundamental antes de diseñarlo.

Extras

Piensa en todo lo que vas a necesitar guardar, anticípate. Solo así lograrás mantener siempre tu armario 100% ordenado. Desde contar con una colección de cajas en la parte superior del armario para guardar aquello que no necesitamos tener tan a mano hasta optar por una percha para pantalones. Los verás en segundos y no desordenarás el resto de ropa. Lo mismo ocurre con los separadores, crees que no los necesitas, pero son una auténtica salvación.

El mínimo detalle

Hasta los más mínimos detalles son importantes. No sabes la de tiempo que un cajón con el frente de cristal puede llegar a ahorrarte. Por no hablar de la luz interior, una salvación para los que comparten dormitorio, pero no horarios.

Leave a comment