Durante la temporada de invierno, el cabello padece los estragos del frío, la lluvia o las heladas. Muchas veces, por los cambios de temperatura, el pelo vive mojado o con estática, y es casi imposible mantenerlo peinado. Por ello, aquí te damos cinco sencillos consejos para protegerlo.

¡Mantén tu cabellera impecable!

1.- Evita lavarte el cabello continuamente; es decir, no dejes de limpiarlo pero hazlo con menos frecuencia (cada tercer día). La estática es el resultado del pelo roto o muy poroso que no absorbe la humedad.

2.- No te enjuagues por completo el acondicionador o los aceites protectores, debido a que éstos actúan como una capa protectora contra el calor. Durante la sequía de los meses fríos, los daños causados por la pistola de aire o las tenazas son mayores. Además, trata de que el champú, acondicionador y crema para peinar sean siempre de la misma marca.

3.- Deja secar naturalmente tu cabello, antes de cepillártelo y pasarte las tenazas o la plancha. Entre menos aire caliente apliques a tu pelo, más se absorberá la humectación que da el champú y el acondicionador.

4.- En esta época del año, trata de ir una vez al mes al salón de belleza para una hidratación profesional. Ésta es una forma de mantener el pelo saludable y brillante durante estos meses de frío.

5.- Cuando hace mucho frío y viento, la estática se apodera de tu pelo. Antes de que aparezca el problema, compra un producto anti frizz; lávate el cabello, sécalo bien con una toalla y aplícatelo en el cuero cabelludo. Luego péinate con un cepillo de cerdas gruesas de arriba hacia abajo para que quede bien esparcido.

Leave a comment