En el marco del día internacional de la mujer es importante hablar acerca de las voces de
mujeres que han sido escuchadas para proclamar el derecho a la educación de las niñas,
adolescentes y jóvenes, sobre todo explicando de forma detallada el derecho a la
educación que se refiere al acceso y participación dentro de sistemas educativos.
Desde este punto de partida, es relevante hablar del ámbito educativo, me refiero a cómo
la educación y la docencia han sido un factor determinante para el empoderamiento de la
voz de las niñas, las adolescentes y las mujeres en nuestro país y en el resto del mundo
entero, caracterizada cómo el proceso de defensa para poder abogar por los derechos
antes mencionados.

Existen mujeres en la historia del mundo que han marcado una gran diferencia para poder
propiciar el acceso a la educación, mujeres que buscaban una oportunidad de
aprendizaje, que en algún punto decidieron compartir su historia de vida y quienes hoy en
día han sido de gran inspiración para poder dictar las leyes más importante de derecho a la
educación de las niñas, niños y jóvenes.
Por ejemplo, deberíamos de comenzar a hablar sobre Sor Juana Inés de la Cruz, y cómo
desde un contexto dominado por hombres y la iglesia, buscó una oportunidad de
aprendizaje vistiendo y luciendo como hombre para poder ser aceptada en las instituciones
educativas de aquella época.

Tenemos también a Anna Frank, una niña alemana y judía que vivió encerrada durante dos
años detrás de un librero a causa de una guerra social y de poder, que a pesar de que ya
asistía a la escuela, fue privada de poder continuar de forma oportuna su proceso de
aprendizaje, se concentró en libros y en los escritos de su diario para poder hablar y expresar
sus emociones, mismos que fueron conocidos después, lamentablemente el desenlace ya lo
conocemos.

Por otro lado, y en los años más recientes, tenemos a Malala Yousafzai, quien hoy es
activista en pro a los derechos de las mujeres y los niños, vivió su niñez bajo un régimen
social que tenía prohibida la asistencia a la escuela a todas las niñas y mujeres. Para el
padre de Malala, siendo profesor, le fue complicado poder explicarle a su hija el
funcionamiento educativo de su país, a pesar de eso, Malala fue enviada a la escuela,
porque ese era su derecho universal, lo que le costó a la familia Yousafzai un atentado por
parte de personas armadas con Malala como víctima.

Como vemos, históricamente el derecho a la educación para las niñas ha sido progresivo y
diversificado, cuando pensamos que solamente se trata de hechos históricos, de hechos
que sucedieron en siglos pasadas, vemos al mismo tiempo situaciones muy similares en la
educación actual con países que desarrollan acciones que limitan el acceso a la eduación
y por lo tanto, la violación de los derechos humanos, tales como lo que les ocurrió a nuestras
celebres Sor Juana Inés de la Cruz, Anna Frank y Malala Yousafzai.

La educación empodera voces, no solo de quienes comparten su historia ante el mundo,
sino de aquellos que buscan igualdad, respeto y empatía.
La docencia y la enseñanza es un campo laboral en la que participan en su mayoría
mujeres, quienes se encargan de liderar a generaciones que buscan tener una voz en el
mundo, se busca que estas generaciones sean personas creativas y de pensamiento crítico
que logren tener un juicio propio ante los sucesos que existan en el mundo y que se
conviertan en personas que puedan defender sus derechos y los de los demás, para que en
el mundo se logren erradicar injusticias y violaciones a los derechos humanos.
Las leyes y normas educativas van más allá de la construcción de lineamientos que plasman
estos derechos, se trata de la construcción de una cultura desde la escuela, desde la
educación para una vida en sociedad plena con sujetos de derechos, quienes participan
en comunidad para un bien común.

David Denis Fajardo
Licenciado Educación Primaria
YouTube: Ahora Qué Hago Profe
hola.ahoraquehagoprofe@gmail.com

Leave a comment