Un acto de fe y amor a Dios vivió Carlo Mauricio López Salazar al probar por primera vez la hostia sagrada, en el templo de San José, en Los Mochis, Sinaloa.

En la misa oficiada por el padre Manuel Zavala, el niño estuvo acompañado por sus papás Iván López Free y Paola Salazar de López, y de sus padrinos Ricardo Hernández e Ivette Rodríguez de Hernández quienes se comprometieron a guiarlo por el camino del bien.

Luego de recibir el sacramento de la comunión Carlo Mauricio fue felicitado por sus abuelitos Sofía Margarita Free, Francisco Salvador López Brito, Héctor Salazar y Mary de Salazar, así como de familiares y amigos que se reunieron en la Casa Club Residencial Portal de Hierro para desearle lo mejor ese día tan especial.

Leave a comment