Con el calor, vestirse puede resultar una tarea de lo más complicada. Sobre todo durante junio, julio y agosto, y nos volvemos locas encontrando ‘looks’ que sean frescos para soportar las altas temperaturas. Aquí te decimos cómo vestir fresca, cómoda ¿Estás preparada?

El lino el aliado perfecto

El lino se convierte en la tendencia estrella de esta temporada y que todas queremos tener en nuestro guardarropa prendas con caída, tejidos finos confeccionados en fibra natural que nunca pasará de moda.

Vístete de blanco

Así es como el BLANCO se ha convertido es el  ‘street style’ y aun que suele ser colos muy obvio puedes apostar por este color y todas sus variantes.

Bien de ‘shorts’

Si en invierno la opción más clásica son los trajes largos, en verano son los trajes cortos. Tienen infinitas posibilidades con las que podrás sacarle mucho partido. Si aún no tienes muchos ‘shorts’ en el armario, te recomendamos que te hagas con unos. Ya sean muy cortos, o en bermudas, estos pantalones te salvarán los días de verano.

Vestidos para el día y la noche

Desde los diseños con aberturas “cut out” que se erigen como claros vencedores de las pasarelas, hasta llegar a los elegantes vestidos camiseros que cada verano reaparecen los vestidos no pueden faltar en tu armario de verano.

Sandalias para cada ocasión

Las sandalias son el calzado por excelencia del verano. Son un tipo de zapato muy cómodo, fresco y estiloso. Se pueden adaptar a cualquier ocasión según el tipo de sandalia y los detalles que tengan. Sin duda, este calzado es uno de los más versátiles.

Leave a comment