Breve Intro: ¡Febrero Loco y este autor otro poco! Y que conste que este mes me gusta mucho, no tanto como navidad o como septiembre en el que cumplo años, pero es un mes… como dice esa canción de categoría filosófica fine, fine, fine,  very good,  very good, very good!!,

En estos tiempos de crisis, lo que te haga reír y  lo que se vuelque en felicidad hay que disfrutarlo al máximo; casi- casi como escribiera la Monsiváis hay que documentar el optimismo.

Yo porque soy un renegado recurrente hago tanta crítica al consumismo y aunque el día del amor y la amistad no es otra cosa más que compre aquí y compre allá, corazones, peluches, cursilerías por doquier, es muy sano festejarlo.  Es un día en el que todo mundo tiene un detalle para darte, mínimo una paleta, y eso se agradece en demasía.

 

Una de esas canciones viejitas, (yo creo que del tiempo de abuelitos) nos da un consejo “el que tenga un amor… que lo cuide, que lo cuide”.  Lo mismo sucede con los amigos el que los tenga que los conserve. Vivimos en un mundo en que se privilegia a la soledad, en que el egoísmo y las autosatisfacciones son moneda corriente, y este tipo de celebraciones nos permiten olvidarnos un poco de nosotros y reconocer que necesitamos de alguien más o mejor dicho, que a nuestro lado siempre habrá alguien quien necesite una sonrisa o unos ¡buenos días!

 

Como dijera el gran intelectual posmoderno Tito el Bambino: “El amor es una magia… una simple fantasía…es como un sueño…”, el amor es realmente el motor que mueve al mundo, nadie podrá dudar, creyentes o  no, que el amor es una invención (en mi caso una invención Divina) para facilitar el vivir la vida. El amor es el sentimiento más explotado en todos los géneros y en todas las artes.  Es la palabra que mas conjugaciones mentales debería tener. Sin embargo es también un sentimiento que duele, hiere y llora cuando es incomprendido. Tantos problemas en el mundo, tanta crisis, tanta guerra, tanta desigualdad, ¿no será acaso que  nosotros no sabemos realmente a amar? La forma más pura del amor es la Caridad y se nota que algunos de  nosotros ni siquiera la conocemos en significado.

 

Probablemente queremos amar a nuestra forma, deseamos sentir el amor, queremos hacerlo (en el buen sentido- para los moralistas como para los cochambrosos) queremos disfrutarlo, pero con el mínimo esfuerzo, sin entregas ni renuncias. Ahora sí que José-José se rayó: “Casi todos sabemos querer, pero poco sabemos amar”

 

Amistad se escribe con A de amor y viceversa. Ambos son un ejercicio constante, diario, diría yo, de comprensión, paciencia y humildad. Ambos cancelan toda práctica de egoísmo, envidia, soberbia y presunción. Amistad y Amor se escriben con A de alegría. El que haya sentido un abrazo prolongado, un beso maternal o pasional, el que haya sentido ese cosquilleo cuando una mano acaricia a otra mano, el pulso ansioso, o un apretón de mano que pone fin a una larga ausencia, sabe que todo pasa y a la vez todo se detiene, experimentamos la locura de vivir: Amistad y amor; ambos sentimientos, ambas expresiones elevan un himno a la tolerancia y al respeto.

 

Aquí van unas letritas para mi esposa que en este mes también festejamos su cumpleaños: Lo sé de cierto, todo mi pasado me trajo a ella y todo mi futuro lo quiero vivir con ella.  Ciertamente siempre he caminado por la vida con una sonrisa, pero desde que la conozco y soy parte de su vida  ¡soy más feliz! ¡Gracias porque además de ser la gran protagonista de nuestra historia de amor, eres mi gran amiga y confidente! Recuérdalo bien, mi Ceci: “Con la paz de las montañas te amaré, con locura y equilibrio te amaré…”

 

Amor y Amistad  tan solo  son un suspiro, tan solo son unos simples instantes; porque el corazón no conoce de minuteros.-  ¡Feliz mes del amor y a la amistad a todos! Gracias por leer!!

 

 

Leave a comment