La búsqueda del vestido de novia o de quince años es seguramente una de las elecciones más especiales ya que la elección no depende sólo del aspecto físico sino que, debes elegir un vestido acorde a tu estilo y personalidad para que ese día luzcas espectacular y una experta en este tipo de ajuares es la diseñadora de modas Cielo Inzunza.
Cielo Inzunza es una mujer muy creativa y le encanta provocar diferentes emociones en las personas cuando ven sus diseños, cada uno de ellos es auténtico y original, cubriendo todos los deseos y expectativas de sus clientes en un vestido de ensueño.
¿Cómo te describes tanto en lo personal como en lo profesional?
Me considero muy perseverante, siempre estoy luchando por cumplir mis sueños, aunque muchas veces suceden cosas en nuestro entorno que nos distraen de nuestros objetivos, yo siempre sigo adelante, en este momento todo lo que me he propuesto lo he cumplido.
En lo personal me considero un poco distraída, sensible, pero sobre todo siempre fuerte, tratando de dar lo mejor de mí.
¿Cuál ha sido tu formación?
Desde niña tuve interés por la moda, mi mamá cosía y yo me la pasaba mirándola, poco a poco fui aprendiendo lo que ella hacía para así poder aprender un poco. En primaria confeccionaba y vendía ropa para muñecas, les cosía gratis a mis vecinas y a los 15 años tuve mi primer empleo en una casa de modas. Estudié la Licenciatura en Diseño y Mercadotecnia en Modas en Universidad Casa Blanca. Posteriormente hice una maestría en Historia en la Universidad Autónoma de Sinaloa con especialidad en Historia de Moda. También estudié Patronaje y Escalado en LCI Barcelona España.
Trato de estar en constante capacitación, regularmente asisto dos veces al año al workshops para seguir las tendencias de distintas áreas de modas con ponentes reconocidos.
¿Cómo y cuándo nace la marca Cielo Inzunza?
Curiosamente salí de la universidad con la idea de buscar un trabajo estable, con horario, sueldo fijo y seguro. Durante los 4 años de universidad cuando trabajé con otros diseñadores, yo no quería emprender porque eran otros tiempos en los que no se valoraba el trabajo de los que nos dedicamos a esto. Busqué trabajo en empresas como Coppel, pero al ver que nadie me contrataba decidí estudiar algo que también me apasiona mucho, La Historia de la Moda, al mismo tiempo empecé a tomar algunos trabajos de costura por mi cuenta, siempre pensando que era algo temporal fue así que mientras terminaba la maestría, sin darme cuenta, cuando menos pesé ya tenía muchas clientas, máquinas de coser y varias trabajadoras, además hacia lo que más me gusta.
Con el tiempo comprendí, que más allá de tener talento o ser muy bueno en lo que haces, tienes que ser muy perseverante y constante en tu trabajo, ser organizado y nunca dejar las cosas para después, trabajar con ética y profesionalismo, y con el paso del tiempo obtienes el respeto de la gente y de tus clientes. Hoy en día tengo 15 años de haber empezado mi marca.
¿Qué te distingue o te hace diferente de otras diseñadoras?
Soy muy responsable y formal en mi trabajo, respeto tiempos de entrega y no trato de imponer mi estilo a los demás. Siempre busco a través de mis vestidos cumplir los sueños de mis clientas.
Me considero una mujer sencilla que ha logrado muchas metas en 15 años de trayectoria. Me sigo preparando para poder diseñar siempre los mejores atuendos para mis clientas.
Lo que rápido llega, rápido se desvanece. Yo sigo mi camino y trato de no compararme con nadie, solo yo sé el camino que he recorrido, me enorgullezco de haberlo hecho junto a mi esposo quien ha sido mi más grande apoyo en mi carrera profesional.
¿Después de tantos años cómo haces para inspirarte?
Cuando empecé tenia catálogos y revistas de modas, todo ha evolucionado. Pinterest es actualmente una gran herramienta, en las redes sociales puedes identificar lo que está en tendencia y tienes que saber lo que busca el nicho de mercado al que te diriges. Me encanta escuchar a mis clientas, ellas mismas me llevan las ideas y me nutren cada día como diseñadora. Mi mayor fuente de inspiración es crear para alguien en especial, siempre pregunto sus gustos y trato de imaginar el entorno en que se usaran mis vestidos, decoración del evento, lugar, etc. para crear algo en armonía con exterior.
¿Cuál es la mayor satisfacción que te ha dado crear tu propia casa de modas?
Son muchas, pero yo creo que una de las más importantes es cuando te das cuenta, que, a través de tu trabajo, puedes dar empleo a muchas personas más y que aportas algo a tu comunidad y a tu país produciendo en México. También es muy satisfactorio obtener el reconcomiendo de la gente y el respeto a tu trabajo.
¿Cuál fue tu mayor desafío o lo que más te costó a la hora de hacer crecer tu negocio?
El abrir mi primer tienda para recibir a todas mis clientas, ya que yo citaba a mis clientas en mi taller. También el momento de incertidumbre por la pandemia y tomar la decisión entre mandar a descansar a mis empleadas o seguir trabajando a pesar de la suspensión de todos los eventos.
¿Qué no puede hacer falta a la hora de hacer un emprendimiento para tener éxito?
Empieza ya, no pares, se responsable, persistente y constante.
¿Tienes algún truco habito o rutina que te ayude a tener un buen equilibrio entre tu vida profesional y personal?
Aunque me considero una persona ambiciosa, se medir mi alcance y trato de no abarcar de más. Hago las cosas paso a paso y sin desesperarme, tengo un horario y a pesar de ser la dueña del negocio lo respeto, nunca tomo trabajos de último momento, respeto mis tiempos de trabajo y también de quienes colaboran conmigo. Nunca me desvelo, me levanto muy temprano, delego muchas cosas y me rodeo de gente positiva.
Has logrado tener una gran aceptación como diseñadora reconocida, ahora ¿cuáles son los planes y metas a futuro para la marca?
Los planes a futuro y algunos que estamos llevando a cabo son la expansión en México y Estados Unidos de franquicias de mi marca Pro Quinceañeras la cual es una boutique especializada en renta y venta de vestidos de quinceaños.

Leave a comment