Involucrar arte en tu proyecto de interiorismo sin duda te ayudará a
resaltar la personalidad de tus espacios. Seleccionar las piezas
adecuadas no solo hará que tus espacios sean dignos de atraer
miradas, sino que contarán una historia. Antes de visitar tiendas,
galerías o museos es importante que definas qué estilo de arte te gusta
y va bien con lo que tienes en mente. Hoy en día existe una gran
cantidad de artistas que pueden ayudarte a crear conceptos y espacios
únicos. Navega en internet y podrás encontrar muchísima inspiración
para crear y experimentar.

Posterior a la selección de estilo, existe otro cuestionamiento al
respecto; ¿Cómo seleccionar la pieza de arte adecuada para mí? En mi
experiencia como diseñadora de interiores esta es, sin duda, una de las
preguntas más frecuentes y más importantes.

En el interiorismo no existe una guía que para elegir las piezas
correctas o los colores adecuados, ya que los gustos y preferencias
varían según el tipo de cliente, necesidad y presupuesto. Y recuerda:
todos somos diferentes y todos queremos impregnar nuestro estilo
personal en nuestro hogar, habitación, oficina o estudio. Así que vamos
a adentrarnos más en este tema.
Primero que nada, ¡felicidades por invertir en arte! Muy pocos
adquieren este tipo de piezas debido al costo, mantenimiento, entre
otras cosas. Sin embargo, lo que muchos no saben es que al adquirir
arte, estás llevando contigo una pieza única que con el tiempo
incrementa su valor y tiene una historia detrás. Otro punto relevante al
adquirir arte es que apoyamos a nuestros artistas locales, generando
más empleo e ingresos. ¿Es un ganar-ganar no?
Si estás ansioso por buscar piezas clave para tu proyecto. Aquí te dejo
unos tips que te ayudarán a seleccionar de manera adecuada:

1. Gama de colores. Seleccionar la paleta de colores es el punto
clave de todo el proyecto. En algunas ocasiones mis clientes ya
cuentan con el cuadro o mueble seleccionado y me toca partir de
eso para crear el concepto del proyecto. En caso de que este solo
cuente con una gama cromática, mi labor será seleccionar piezas
que combinen con los colores seleccionados. Algo que te puedo
sugerir es que no te rompas la cabeza buscando que todo
combine a la perfección. Explora y genera tu propio espacio.
Recuerda que cada proyecto debe transmitir tu personalidad.

2. Texturas. Una pieza de arte siempre añade ese algo que
deseamos que distinga nuestro proyecto. Una textura áspera nos
ayuda a crear ambientes más relajados mientras una textura
suave dará una sensación de lujo.

3. Tamaño. Siempre debemos de tener en cuenta el tamaño de la
pieza y las dimensiones de la habitación. Te compartiré algunas
reglas en general para aprender a seleccionar tus piezas. Por
ejemplo si deseas colocar algún cuadro sobre tu sillón recuerda
que tu pieza debe de ser de al menos dos tercios del ancho del
sillón. Esta regla aplica para la decoración de tu recámara.

4. Presupuesto. El arte no tiene por qué ser siempre costoso.
Existen cuadros, muebles y todo tipo de piezas de arte para todos
los gustos. Date a la tarea de visitar bazares, tiendas locales de
decoración o visita algunas tiendas en línea. En muchos de estos
lugares existen tesoros que están esperando por ti.
Si aún no encuentras esa pieza que te enamore. No dudes en
visitar nuestro showroom. Contamos con elementos únicos,
creados para adornar, embellecer y contar historias. ¡Te
esperamos!

Leave a comment