Lo primero que se nos viene a la mente al pensar en Finlandia es una imagen de frío y nieve, los contrastes entre el sol de medianoche y la noche polar, y todo ello porque un tercio de su territorio se encuentra en el círculo polar Ártico.

Pero también es conocida por ser la tierra de ‘los mil lagos’ y el hogar de Papá Noel, por sus maravillosas auroras boreales. Inicia el viaje y descubre las ciudades más populares que podrás visitar.

 

Rovaniemi

En la Laponia de Finlandia tendrás la oportunidad de visitar Rovaniemi, ciudad muy cercana a la línea imaginaria del Círculo Polar Ártico y, sin duda, uno de los destinos estrella en Finlandia. Se trata de una visita imprescindible donde en la actualidad se encuentra el Santa Claus Village, casi un verdadero parque temático del turismo de invierno.

Aquí también tendrás la oportunidad de ver las auroras boreales, el principal atractivo de actividades a las que te puedes apuntar.

 

Kemi

Por su parte en Kemi puedes vivir la experiencia de dormir en el hotel de hielo del SnowCastle o alojarte en sus Villas de Cristal a orillas del completamente helado mar Báltico.

Entre las actividades que puedes hacer tiene un safari de aventura en motonieve y una excursión en motonieve para pescar en el mar Báltico tras hacer un agujero en el hielo.

Pero la más original experiencia que puedes vivir en Kemi es navegar por el Báltico a bordo del rompehielos Sampo y bañarte en el mar dentro de un traje hermético.

Kuusamo

En otro de los destinos de Laponia, en Kuusamo, cerca de la frontera con Rusia, también puedes visitar otra Casa de Papá Noel en una experiencia mucho más personal e individual que en Rovaniemi. Y también practicar el ice-floating en un lago.

Myllykoski rapids and old mill, Juuma, Oulanka National Park, Kuusamo, Lapland, Finland, Europe

Ruka

en Ruka, puedes visitar una estación de esquí, hacer una excursión en motor de nieve, y por supuesto, disfrutar de una sauna tradicional finlandesa.

Asimismo puedes pasear con raquetas de nieve por el parque natural de Ruka, o hacer una excursión en un trineo arrastrado por perros huskies.

Helsinki

Una parada en esta pequeña ciudad situada en la costa norte del mar Báltico, es imprescindible. La capital de Finlandia es moderna, coqueta, accesible y encantadora, y lo mejor de todo es que se puede visitar fácilmente a pie, aunque también se puede utilizar el tranvía para llegar a todas partes.

Entre sus preciosos edificios destacan los modernistas, hay cerca de 600 edificios construidos en torno al 1900, como la Estación Central de ferrocarril, el Teatro Nacional y la Cámara de Pohjola.

Lago Saimaa

Se trata de un lago fragmentado que está salpicado de islas, pueblos y estrechos canales que dividen el lago en muchas partes. A la región que lo acoge se llama la de los ’mil lagos’.

En sus aguas viven el salmón del lago Saimaa y una de las focas más raras de agua dulce, ambas en peligro de extinción, la foca anillada de Saimaa. Además, es un lugar muy popular para los finlandeses, en sus orillas se encuentran casi 50.000 cabañas de madera en las que pasan sus vacaciones.

‘Vanha Rauma’

Rauma es la tercera localidad más antigua del país fundada en 1442, y la Antigua Rauma es su casco histórico declarado patrimonio de la humanidad. Y es que adentrarse entre sus calles adoquinadas que se remontan a la época medieval -una de ellas, Kitukränn, se considera la calle más estrecha de Finlandia – permite descubrir la arquitectura nórdica tradicional a través de coquetos edificios de madera

Archipiélago de Turku

Finlandia tiene miles de pequeñas islas, pero el archipiélago de Turku, al suroeste, es el más grande del mundo con más de 20.000. En su mayoria habitadas solo por la tranquilidad y la paz, y aunque una carretera une las principales (Archipielago trail), no es una zona frecuentada por turistas.

Leave a comment