Una compañía japonesa ofrece este tipo de viajes de realidad virtual que simulan un vuelo, donde puedes visitar lugares emblemáticos y degustar comida

Sin necesidad de pasar controles, sin voluminoso equipaje, sin test de Covid-19 o pasaporte, este viaje virtual en avión no es real pero sí mucho mejor de lo esperado. Una empresa japonesa de entretenimiento ofrece una forma novedosa a los viajeros de ir al extranjero sin necesidad de despegarse del suelo. First Airlines ha recreado hasta el mínimo detalle de una cabina de primera clase de un avión A310, con asientos de un modelo retirado de verdad. El precio de esta travesia que dura dos horas es de 60 dólares y el destino puede ser desde París, pasando por Roma, Helsinki y hasta Nueva York.

Este viaje comienza entrando por una puerta de facturación para después acceder al interior del avión donde hay varios sillones reclinables. Al inicio del vuelo, unos asistentes de cabina hacen una demostración de seguridad con chaleco salvavidas y una máscara de oxígeno y atienden las necesidades de los pasajeros. Dependiendo del destino, pueden disfrutar una comida diferente que hace un homenaje al país que se va a visitar. Por ejemplo, en el caso de Francia optan por un salmón ahumado y un foie gras mientras que para Roma el cerdo asado y el tiramisú es una buena opción.Entre las experiencias está la de vivir un despegue de avión mediante el uso de efectos visuales y donde se muestran las nubes por las ventanas laterales.

Una vez el avión toma tierra, los pasajeros se ponen unos auriculares de realidad virtual que les sumerge en la ciudad de su destino. Se trata de un viaje virtual de 360 grados a través de los monumentos turísticos y más emblemáticos.

“Mi impresión fue bastante buena porque tuve la sensación estar allí”, dijo uno de los pasajeros del vuelo.

Las reservas de estos vuelos han aumentado alrededor de un 50% desde el inicio de la pandemia. No es como estar en la realidad, pero puede ser una opción para estos tiempos de confinamiento.

 

 

Leave a comment