Cuando ya nos estábamos acostumbrando a usar naranja con rosa y verde con morado, el mes de septiembre nos dicta que vayamos por las prendas de colores neutros y tierra que ya habíamos olvidado en el armario.

El secreto infalible para llevar un look en colores neutro, especialmente en monocolor, está en jugar con el tipo de estampados y tejidos de cada prenda, a simple vista, le da un toque diferente y muy especial a cada “outfit”.

Prueba elegir telas con algunos relieves, bordados y brocados sencillos o complejos telas con entramados especiales o hasta estampados. Así que no lo dudes y atrévete a jugar con cada textura.

Te recomendamos que optes sobre todo por aquellas piezas básicas y simples como las camisas blancas de botones, blazers, pantalones de vestir y un lindo vestido, todos en formato clásico.

Look monocromático

Esto no es sinónimo de llevar exactamente el mismo tono al mismo tiempo en ropa y accesorios. La magia de combinarlos con ingenio está precisamente en el hecho de usar diferentes tonalidades de un mismo color que puedan crear contrastes y al mismo tiempo mantener armonía en un conjunto.

Tomemos, por ejemplo, el color café. Puedes mezclar prendas y otras piezas que vayan desde un tono beige, camel o nude hasta el café más oscuro que encuentres.

Juega con las texturas

No te limites a una misma textura en tu outfit monocromático. Sí, sabemos que funciona y es práctico, pero si hay algo que realmente puedes disfrutar es divertirte al probar distintos tipos de telas y acabados en tu look.

Es más, si eres de esas personas que temen usar varias texturas a la vez, los looks monocromáticos serán tus mejores aliados, pues al compartir la misma gama de colores evitarán que tu look luzca sobrecargado.

Los accesorios no deben quedar atrás

Lentes, bolsos, mascadas, cinturones, diademas, sombreros, aretes, anillos o collares… ¡nunca subestimes el poder de los accesorios! Son básicos para personalizar cualquier look y elevarlo al instante.

No es necesario que todos accesorios sean de la misma gama del color que protagoniza tu outfit monocromático, puedes siempre recurrir a los acabados metálicos (joyería de plata y oro, por ejemplo) o unos clásicos lentes de sol que hagan un contraste divertido y chic.

Leave a comment