La alegría de vivir con el estilo minimalista vuelve a ser tendencia del momento, pues el minimalismo se ha caracterizado como un sinónimo de paz y calma, además de ser la apuesta estética en los últimos años.

El fundamento de este estilo está dirigido a aquellos que piensan que menos, es más, así de simple: el minimalismo deja a un lado lo cargante, excesivo y sobreexpuesto para crear un ambiente equilibrado, elegante, vanguardista y, sobre todo, muy práctico.

Orden, luminosidad, materiales naturales y las líneas clásicas, son las bases para lograr un espacio ‘minimal’.

Con este estilo valen los elementos elaborados con fibras naturales, los muebles de madera maciza, los adornos de cerámica y una gran variedad de detalles. Por ejemplo, irán muy bien las alfombras de bambú, las lámparas de techo de fibras naturales, entre otros, las opciones son muchas, aquí el único límite es tu imaginación.

Ambiente equilibrado con plantas

Para disfrutar del mencionado espacio cálido y minimalista, hay que pensar con detenimiento cada pieza elegida. Todo tiene un propósito, nada está por casualidad, y es que lejos de lo que pueda parecer en un principio, se trata de un estilo decorativo muy cuidado.

Incluir plantas en el interior de los hogares es todo un acierto para encontrar ese equilibrio, pues existe una necesidad de sentir el exterior, la naturaleza. En este sentido, las plantas y las flores son los mejores aliados para ganar en confort y conseguir un entorno más saludable.

Las combinaciones de tejidos y texturas naturales también son bienvenidas y, en relación a los colores, los tonos neutros son los que predominan. Como los espacios minimalistas son muy limpios, en ocasiones pueden parecer aburridos y tender a ser fríos. Para evitar esto, se pueden incluir algunas pinceladas de color en algún tono más cálido, ya sea en complementos textiles o en otros elementos decorativos.

Almacenamiento Oculto

Aunque el estilo minimalista pretende reducir los elementos al mínimo, ninguna casa se puede considerar funcional si no cuenta con el suficiente espacio de almacenamiento. Los interiores de los hogares tienen que dar cabida a un montón de pertenencias necesarias en el día a día y los espacios minimalistas no son una excepción. La única diferencia es la apariencia de sus soluciones en sus espacios de almacenaje.

El almacenamiento oculto es el mejor aliado de este estilo decorativo. Ya sea que se busquen soluciones detrás de una puerta cerrada o debajo de una escalera, la clave para mantener una apariencia minimalista es asegurarse de que todo el desorden cotidiano de una casa permanezca fuera de la vista.

Leave a comment