Todos sabemos lo que cuesta perder peso. Reducir algunos kilos requiere ante todo un cambio de hábitos con los cuales, no solo mejoraremos la línea de la figura, sino también ganaremos en calidad de vida.

En este artículo, te invitamos a conocer cuatro formas de perder peso por las mañanas de una manera muy sencilla.

  1. Levantarse una hora antes

Levantarnos una hora antes de lo habitual es un gran esfuerzo, pero merecerá la pena. Veamos algunas de las ventajas que podemos conseguir levantándonos un poco antes:

Podemos desayunar sin prisas: esto nos permitirá masticar bien los alimentos y saciarnos antes. Tendremos tiempo para hacer ejercicio: es una buena manera de activarnos y llenarnos de energía. Puedes ir probando esta semana a adelantar el despertador un cuarto de hora así hasta que logres levantarte una hora antes de lo habitual.

  1. Mantenerse bien hidratado

Otra de las maneras de perder peso por las mañanas es beber agua nada más despertarnos. En vista de que hemos pasado muchas horas sin ingerir líquido, el cuerpo necesita líquido para hidratarse y comenzar a activarse. Ten en cuenta además que el consumo de agua ha demostrado estimular la sensación de saciedad.

  1. Hacer ejercicio por la mañana

Otra manera de perder peso por las mañanas es hacer algo de ejercicio. Salir a correr 10 minutos: si tienes oportunidad de salir a correr, no lo dudes, hazlo. Son solo 10 minutos por las mañanas que puedes usar como excusa para ir a comprar el pan, para pasear con tu perro o quedar con una amiga para hacer lo mismo. Caminar 20 minutos: si no puedes correr, sería igual de beneficioso.

  1. Tomar un desayuno adecuado

Un desayuno equilibrado, completo y variado es importante. Ten en cuenta que las personas que se saltan el desayuno lo que consiguen es volver más lento el metabolismo y esto favorece a que acumulemos grasa. Puedes optar por manzana verde, nueces, sándwich de pan integral con granos enteros, aguacate poco de aguacate, pechuga de pavo y jugo de naranja natural.

Leave a comment