Siempre  hubo amor, siempre luchamos,pero no funcionó ¿Qué nos faltó?. En este escenario y en otros más se desprenden muchas historias de amor imposible de las cuales quiero hablar hoy, hacer una pausa y honrar a todos aquellos amores que hemos tenido que decirles adiós con un nudo en la garganta deseando jamás haberlos dejado ir.

No nos dejamos, por falta de amor pero ya nada se dió… Al intentar escribir estas letras pensaba sobre el amor verdadero o el amor imposible como si fueran dos cosas distintas. Después de leer y recordar experiencias propias, de familiares y amigos, puedo decir que un amor “imposible” no tiene que dejar de ser verdadero por no poder continuar en esa historia de amor. Existen grandes amores imposibles que no han podido unir vidas y metas pero que han sido más verdaderos que algunos matrimonios de la actualidad.

Los amores imposibles son intensos, dejan huella, dejan aprendizajes que nos permiten ser mejores con otro amor venidero e inclusive parte de lo que hoy expresamos con amor a nuestras parejas son enseñanzas de un amor que se fue. Esto puede sonar un poco loco pero pongámoslo así: en una relación pasada hemos descubierto que existe la libertad, hemos tenido que aprender a dejar ir con amor, a valorar los momentos hermosos,atesorar los primeros detalles, escuchar para poder hablar y más.

Quizá hoy no lo vemos así, pero si analizamos un poco de lo bueno de un amor imposible mucho de eso será todo lo malo que hemos dejado de hacer para tener una nueva etapa de amor más sana, sin los mismos errores, sin las mismas caídas.

Gracias a todos esos amores imposibles que se nos han presentado en el camino para enseñarnos, gracias a ese primer beso que guarde y soñé tantas veces por ser el primero, gracias a cada una de la personas que llegaron a nuestras vidas para darnos visión de que su objetivo era moldearnos para un amor completo, para un amor final muy bien refinado.

Si hoy pudiera elegir entre un amor imposible o un amor verdadero elijo mil veces el amor imposible, ese que me enseña a luchar y brincar circunstancias difíciles, que me permite sentir que debo todo para estar con el, que puedo desbordarme de amor aun sabiendo que quizá sea en vano pero que me impulsó y arriesgue y di todo. No fue posible pero ¿quien dijo que no era verdadero y genuino?.

Por: Denisse González

Master of Business Administration: Denisse González

Instagram: @vivo.paracontarlo

FB: vivoparacontarlo

Leave a comment