Después de vagar en la plataforma de netflix me dispuse a ver la serie dentro del Top de México “Inventing Anna”. ¿Qué interesante puede ser otra historia de estafadores? ¿Será hermana del estafador de Tinder? ¿Qué tan interesante será la periodista?. Estas fueron algunas de mis interrogantes previo a darle play a la miniserie.

Tengo que confesar que soy modista frustrada y cualquier tema que incluya extravagancia o moda retiene toda mi atención, esto es un secreto, pero fue parte de mi intención de ponerle enfoque a Anna Delvey.

Anna Delvey es una estafadora de nacionalidad Rusa con tan solo 31 años. Llegó a New York en el año 2013 para temas de moda que eran su pasión, tal como el arte y ser parte de la jet set neoyorquina. Dentro de sus pasiones era lograr construir una fundación ´Club VIP para famosos y adinerados de New York, donde se huele el dinero como en mi culiacán los mariscos.

Pero para ir directo al grano me quiero enfocar exactamente en la personalidad que no se ve tan clara en la serie y que mucho de eso es la realidad de la vida del personaje, la divido en tres aspectos: 1. ¿Será sociópata? 2. ¿Si necesitaba rehabilitación? 3. ¿Qué hay detrás de la relación con su padre?

Quienes ya vieron la serie podrán ayudarme a resolver estas interrogantes y quienes no la han visto podrán poner atención a estas conductas directamente para también ayudar a responderlas.

La interrogante de: ¿Será sociópata? ¿Por qué lo sería?, bueno, Anna muestra una conducta agresiva ante las conductas de la sociedad. Algunas de las tendencias que se caracterizan en este tipo de personalidad es que tienden a mentir y quebrantar leyes, por lo que la respuesta puede ser: SI, SI ES SOCIOPATA, pero habría que tener o conocer un diagnóstico profesional, pero de que sus comportamientos fueron autodestructivos lo fueron, pues terminó en la cárcel y sin estabilidad económica ni emocional. Netflix le pagó por la historia para desarrollar la serie pero el pago fue absorbido por las instituciones bancarias a las que la estafadora les estaba debiendo, entre ellas Citibank. Entonces, ustedes dirán.

¿Si necesitaba rehabilitación?, no quiero ser spoiler pero sus problemas no eran directamente con el alcohol ni las drogas, el problema principal es psicológico al mostrar conductas graves. En un artículo sobre salud de una revista online la psicóloga, Diana Hunsche menciona lo siguiente acerca de Anna y Simon (estafador de tinder):

Son claramente unos psicópatas, el diagnóstico de esa personalidad es una psicopatía, a partir de ahí se puede decir que son mitómanos, porque mienten, tergiversan, ocultan, en el caso de Simon, es un misógino porque maltrata y utiliza a las mujeres, las manipula. Por lo que Anna si necesita rehabilitación pero no derivado de un problema de alcohol o drogas, sino terapia psicológica.

Por último,la última duda que permite indagar un poco más en la personalidad de Anna es:

3. ¿Qué hay detrás de la relación con su padre? ¿Si era un hombre rico? En la vida real de acuerdo a reportajes por distintas cadenas televisivas se aclara que la familia de Anna Sorokin es de clase promedio que vivía en Alemania de procedencia Rusa, pero no hay datos reales de que haya existido una vida de lujos para ellos. Sin embargo se percibe que el tomar un camino de vida diferente con tanta ambición, es buscar lo que careció desde pequeña. Puede existir la posibilidad de que derivado a esas carencias habite cierto rencor hacía los padres. ¿Pero qué puede ser carente para una persona con su personalidad?  Se considera que los perfiles psicópatas son personas que se les dificulta realizar planes a largo plazo y todo lo desean conseguir de inmediato, también otro rasgo es que no relacionan lazos afectivos  ni con sus más cercano, su carencia no es porque no se le dió nada, sino porque un psicópata no logra apreciar ni tener gratitud con lo poco o mucho que tiene.

Por lo anterior considero que aunque el padre de Anna haya desempeñado un papel de paternidad adecuado, sus comportamientos no podrían llevar una comunicación afectiva con la familia. Solo queda un interrogante mayor ¿Anna Sorokin es entonces una psicópata?… esto sí habría que investigar aún más.

Por: Denisse González

Instagram: @vivo.paracontarlo

FB: vivoparacontarlo

Leave a comment